30 de mayo de 2019

'¿Cómo abordamos el acoso y el maltrato entre iguales?', por Pedro Uruñuela

¿Cómo abordamos el acoso y el maltrato entre iguales?


Sólo si se toma conciencia de la necesidad de priorizar el trabajo y desarrollo de la convivencia es posible abordar con éxito la prevención y la erradicación del acoso.
Un artículo de Pedro Uruñuela publicado en El Diario de la Educación (
https://eldiariodelaeducacion.com) 


El pasado día dos de mayo se celebró el “Día contra el acoso escolar”; la prensa escrita y demás medios de comunicación se hicieron eco de ello, publicando noticias, comentarios y análisis sobre este fenómeno.
Conscientemente, he querido dejar pasar unos días antes de volver sobre este tema, abrumado por la cantidad de informaciones incompletas y análisis poco fundamentados que han aparecido sobre el maltrato entre iguales.
Llama la atención, en primer lugar, la proliferación de estudios y ofertas de tratamiento del acoso que aparecen y se hacen llegar a los centros educativos. Algunos, presentados por organizaciones de larga tradición en este campo, están bien fundamentados; otros, por el contrario, son ofrecidos por organizaciones sin experiencia previa ni trabajo en el ámbito educativo, aprovechando la preocupación social existente ante este tema. De la misma forma, aparecen datos contradictorios, con porcentajes de incidencia alarmantes y exagerados, frente a estudios más consistentes que presentan abiertamente las bases de su estudio y de la recogida de datos.
Si se consultan las propuestas y planteamientos de muchos de estos estudios, se echa en falta una definición precisa de lo que es el acoso, delimitando bien su alcance respecto de otros problemas de convivencia. Desequilibrio de poder, intencionalidad y duración en el tiempo son las tres características necesarias para poder hablar de acoso. No puede considerarse que “un empujón” es ya acoso, o que un acto de violencia puntual por parte de niños en la etapa de infantil ya debe considerarse maltrato. Evidentemente, hay que tratar estas situaciones, pero no pueden ni deben confundirse con el acoso y, si queremos erradicarlo, debemos tener muy claro a qué nos estamos refiriendo al hablar de maltrato entre iguales.
En segundo lugar, deben ponerse en marcha procedimientos de recogida de información sobre el acoso que sean aceptados por todas las personas, concretando la forma de realización y los mínimos criterios de calidad que deben tener. Un teléfono de denuncia de las situaciones de acoso puede ser un estímulo para investigar lo que está sucediendo y un indicativo de la preocupación existente, pero nunca puede ser la fuente de datos sobre la incidencia del acoso. Hay que ser más serios y rigurosos, y establecer procedimientos contrastados para conocer su incidencia. La Administración educativa no puede mirar hacia otro lado en este punto.
De hecho, pienso que ha habido una dejación por parte de la Administración que, desde el año 2009 paralizó el Observatorio Estatal de la Convivencia y renunció a los estudios sistemáticos longitudinales sobre la incidencia del acoso en los distintos niveles educativos. Es imprescindible que recupere la iniciativa y el liderazgo en este campo, coordinando las diversas iniciativas y marcando los objetivos y principales líneas de intervención.
Con todo, lo más preocupante en el tratamiento del acoso, en mi opinión, sigue siendo el enfoque parcial que se hace de él. Revisando los artículos y noticias que han aparecido con motivo del “Día contra el acoso”, hay quienes se centran en quienes sufren la agresión y en las consecuencias de esta; otros ponen el acento en quienes la cometen pidiendo mayores sanciones y más mano dura con ellos, pero pocos lo hacen en quienes contemplan como espectadores/as lo que está sucediendo. Se echa en falta un análisis más sistemático de lo que es el acoso, subrayando ante todo su carácter grupal.
En efecto, el acoso es un problema grupal y pone de manifiesto una “patología” en la relación dentro del grupo. El acoso se sustenta en una relación basada en el dominio-sumisión, en la que aquella parte que tiene más poder y fuerza se impone sobre la parte que no tiene recursos, que está en situación de inferioridad y que no sabe cómo defenderse. Y esta situación suele ser conocida por otros compañeros y compañeras que la viven desde una cierta indiferencia, con miedo a ser considerados chivatos si lo denuncian o a convertirse en víctimas por parte de quienes están llevando a cabo estos actos.
Priorizar y señalar el carácter grupal del acoso implica analizar el lugar que ocupa el trabajo de la convivencia en un determinado centro. ¿Es realmente algo principal y fundamental o, por el contrario, apenas se le dedica tiempo a su desarrollo, más preocupados por el tratamiento de los contenidos estrictamente académicos y curriculares? Sólo si se toma conciencia de la necesidad de priorizar el trabajo y desarrollo de la convivencia es posible abordar con éxito la prevención y la erradicación del acoso.
A la vez, en las situaciones de acoso se pone también de manifiesto la no aceptación de la persona que es considerada diferente, a quien se le hace la vida imposible precisamente por ser distinto. Y se puede ser diferente de muchas maneras, desde el color de la piel a los hábitos de estudio, pasando por la pertenencia a otra cultura o etnia distinta. Aceptar la diferencia y a las personas diversas es uno de los ejes fundamentales del trabajo de la convivencia, puesto claramente de manifiesto por las situaciones de acoso.
Se ha insistido estos días mucho en la necesidad de protocolos de actuación, en su ejecución inmediata, etc. Pero se ha echado de menos poner el énfasis en la prevención, en adelantarse a las situaciones de maltrato, en un enfoque proactivo que trate de evitar la aparición de estas situaciones de maltrato. En las acciones contra el acoso entre iguales el 90-95% del tiempo debe dedicarse a la prevención, a trabajar las capacidades y valores que favorecen la convivencia en positivo. No hay que olvidar que los protocolos son útiles cuando ya ha aparecido el problema, que llegan tarde, que el esfuerzo principal debe centrarse en la prevención y la capacitación para la convivencia.
Como he señalado, esto sólo es posible si el trabajo de la convivencia ocupa el lugar que le corresponde en la acción educativa, si se acepta que, junto a los aprendizajes más académicos, convivir es también uno de los aprendizajes básicos y fundamentales que deben llevar a cabo todos los alumnos y alumnas. Es necesario tener en cuenta que la convivencia es bastante más que la disciplina, que no puede reducirse a su valor instrumental de servir para poder dar las clases, que se trata de un aprendizaje imprescindible no sólo para generar un buen clima en el centro, sino también para contribuir a la calidad de la vida futura de nuestro alumnado y de toda la sociedad.
De la lectura de lo publicado estos días se deduce también una impresión: el acoso es un problema de los centros educativos, y es en ellos donde debemos centrarnos. Creo que, con este planteamiento, se olvida que los centros son el reflejo de la sociedad en la que vivimos, que la violencia presente entre los iguales tiene mucha relación con la que viven el alumnado fuera del centro. No puede responsabilizarse sólo a los centros educativos de la violencia entre iguales que pueda darse en su interior.
Desde colegios e institutos se quiere educar en el buen trato, en el respeto de los diferentes, en el diálogo y la escucha de la otra persona, en el rechazo de todo tipo de violencia, en el cuidado de todas las personas y especialmente de quienes más lo necesitan… Sin embargo, nuestros alumnos y alumnas ven continuamente ejemplos contrarios a lo que buscamos, situaciones de violencia, descalificaciones continuas de quien piensa de otra manera, competitividad, querer vencer a toda costa y por los medios que sea, y otras muchas situaciones de la vida cotidiana. Tras la contemplación, aunque haya sido esporádica, de la campaña electoral recientemente celebrada, ¿qué conclusiones, qué modelo de relación han podido aprender y asimilar nuestros alumnos y alumnas? ¿No hemos visto ejemplos clarísimos de acoso y maltrato, por encima del respeto y de la aceptación de las diferencias?
Vivimos en una sociedad violenta, basada en valores de competitividad, exclusión, lucha por ser los primeros, por ser los mejores y, en el mundo educativo, todo ello asegurado por las leyes educativas vigentes, la LOMCE y su desarrollo. Pongamos la convivencia positiva y sus valores en el centro de la acción educativa, denunciemos y rechacemos toda forma de violencia y trabajemos por la capacitación de nuestro alumnado y del profesorado para hacer posible una convivencia positiva. Y, también, exijamos esto mismo a las nuevas autoridades que se van a hacer cargo de la educación en el nuevo gobierno.
Pedro Mª Uruñuela Nájera. – Asociación CONVIVES

20 de mayo de 2019

Conferencia "Claves para la buena educación de los niños"



Os informamos que este miércoles 22 a las 19:00 horas en el Salón de Actos del IES Tomás Mingot tendrá lugar en Logroño la Conferencia "Claves para la buena educación de los niños" impartida por uno de los mayores expertos en educación y Premiado con los Premios EDUCA Mejor Docente de España 2017 en la categoría universidad, Víctor Arufe.

Es una charla amena, didáctica y que abordará las dudas actuales de la educación de niños desde las familias. La charla está orientada a familias, profesorado y estudiantes futuros docentes. 

La inscripción es gratuita y podéis hacerla en este link

Al acabar la conferencia de aproximadamente 50 minutos habrá un turno de preguntas y dudas por parte de los asistentes y sorteo de un ejemplar de la obra "La educación por escenarios" con firma del autor. 

CHARLA GRATUITA
LIBRE ASISTENCIA HASTA COMPLETAR AFORO

13 de mayo de 2019

I Jornadas sobre Educación y Familias

  • Martes 14 de mayo Educación afectivo-sexual y en diversidad. Mesa redonda Ponentes:  
  • Pilar Mayo Falque. Jefa de la Sección de Igualdad y Convivencia del Dpto. de Educación de Navarra.   Responsable del proyecto Coeducativo SKOLAE creciendo en Igualdad)
  • María Luisa Velasco. Representante del Colegio Oficial de Psicólogos de La Rioja
  • Serise Sexología. Gabinete privado riojano dedicado a la atención en Sexualidad
  • Miércoles 15 de mayo Familias. Día Internacional de las familias. Mesa redonda Ponente
  • Pepa Nolla. AMPGIL Asociación de madres y padres de personas LGTBI+
  • Raquel Kohl Sabugo. AsFaM-Rioja – Asociación de Familias Monoparentales de La Rioja
  • Reprentante  de Gylda.  Familias Homoparentales de La Rioja
Más información en infolgtbi@gylda.org
Tendrán lugar los días 14 y 15 de mayo de 2019 a las 19:30 h. en La Gota de Leche.
Entrada libre hasta completar aforo.

6 de mayo de 2019

Jornada Innovación Educativa: Proyecto Roma (11 mayo - 09:30h)


↑↑↑ Convivencia, igualdad, aprendizaje cooperativo, participación y diálogo son algunos de los pilares del Proyecto Roma, un proyecto educativo cuya teoría y práctica puedes analizar en este vídeo y donde puedes conocer de cerca los principios de este innovador método docente visitando “La Biznaga”, un colegio público malagueño donde se aplica el Proyecto Roma, y que es el mejor ejemplo de escuela inclusiva en la que se parte de la base de que todo el mundo, es competente para aprender.
¿Quieres conocer el Proyecto Roma, de educación inclusiva y participativa? El próximo sábado 11 de mayo celebraremos, a partir de las 09:30h, una jornada educativa centrada en la innovación que ofrece el Proyecto Roma, tanto a las familias como a los educadores. 

En la jornada conoceremos en qué consiste este proyecto educativo, y abordaremos ejemplos de aplicación práctica de la mano de los ponentes Marcos Alfonso Payá (Universidad de Málaga) y María Teresa Sánchez (Profesora de Infantil en el CEIP Blas Infante de Málaga). 

Este año celebraremos la Jornada Educativa en el salón de actos del IES Tomás Mingot de Logroño, a partir de las nueve y media de la mañana y hasta las dos de la tarde. 

Dispondremos de servicio de ludoteca y parking gratuito para las familias asistentes. 
PLAZAS LIMITADAS

Apuntaros respondiendo por correo electrónico (faparioja@faparioja.org) e indicando: 
NOMBRE y APELLIDOS 
Centro / Organización a la que perteneces 
Móvil de contacto 
¿Necesitas ludoteca?

3 de mayo de 2019

XXXV Jornada de Innovación Educativa: Proyecto Roma



El sábado 11 de mayo celebraremos, a partir de las 09:30h, una jornada educativa centrada en la innovación educativa que ofrece el Proyecto Roma, tanto a las familias como a los educadores.

En la jornada conoceremos en qué consiste este proyecto educativo, y abordaremos ejemplos de aplicación práctica de la mano de los ponentes Marcos Alfonso Payá (Universidad de Málaga) y María Teresa Sánchez (Profesora de Infantil en el CEIP Blas Infante de Málaga).

Este año celebraremos la Jornada Educativa en el salón de actos del IES Tomás Mingot de Logroño, a partir de las nueve y media de la mañana y hasta las dos de la tarde.

Dispondremos de servicio de ludoteca y parking gratuito para las familias asistentes.

Las PLAZAS SON MUY LIMITADAS.

Apuntaros mediante correo electrónico (faparioja@faparioja.org) e indicando:

NOMBRE y APELLIDOS
Centro / Organización a la que perteneces
Móvil de contacto
¿Necesitas ludoteca?