12 de diciembre de 2016

Los cambios en la LOMCE entran en vigor hoy con la anulación de las reválidas y la vuelta de la PAU

El real decreto ley que modifica el calendario de aplicación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) para introducir cambios en las evaluaciones finales, entra en vigor este domingo 11 de diciembre. El Gobierno elimina así los efectos académicos de las pruebas, la de Primaria y ESO pasan a ser muestrales y la de Bachillerato sólo la realizarán quienes quieran acceder la Universidad.

Así lo establece el texto publicado este sábado 10 de diciembre en el Boletín Oficial del Estado, que recoge Europa Press, después de que el Consejo de Ministros lo aprobara un día antes. Con este real decreto-ley, no sólo cambia la disposición final quinta de la LOMCE, relativa al calendario de implantación de la misma, sino que también modifica tres reales decretos -el que regula los currículos de ESO y Bachillerato y los dos de las evaluaciones finales-.

Según indicó el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, esta nueva normativa deberá ser convalidada por el Congreso de los Diputados. En el Parlamento, los grupos políticos podrán solicitar que el texto se tramite como proyecto de Ley para poder introducir cambios en el mismo.

Asimismo, el Ejecutivo señala en la norma que los cambios en las llamadas 'reválidas' permanecerán "hasta la entrada en vigor de la normativa resultante del Pacto de Estado Social y Político por la Educación".

PRINCIPALES CAMBIOS

La evaluación de 6º de Primaria será muestral y no censal, de manera que las comunidades autónomas elegirán una serie de centros para hacer esta prueba y no tendrán que realizarla todos los alumnos obligatoriamente como el curso pasado cuando se realizó por primera vez. No obstante, el decreto-ley señala que esto no impide para que si alguna administración autonómica quiere someter a todos sus estudiantes a la evaluación, lo pueda hacer.

La evaluación final de la ESO también será muestral, participando únicamente en ella el alumnado matriculado en 4º que haya sido seleccionado por la Administración educativa; se limitará a las materias troncales generales del último curso y no a las de toda la etapa, no tendrá efectos académicos ni los resultados constarán en el expediente académico del alumno examinado.

La 'reválida' de 2º Bachillerato sólo la tendrán que realizar los alumnos que quieran ir a la Universidad porque esta prueba sustituye a la antigua Selectividad. No tendrá otros efectos académicos que los del acceso a las enseñanzas de Grado y se limitará a las materias troncales generales del último curso y las materias troncales de opción para subir nota, y no a las de 1º y 2º como establece la LOMCE.

LA NUEVA SELECTIVIDAD

Las características, fechas y contenidos de estas pruebas se regularán a través de una orden ministerial, que se encuentra en fase de borrador, cuyo contenido lo debatirá la próxima semana la comunidad educativa en el Consejo Escolar del Estado, órgano consultivo por el que tiene que pasar toda la normativa en materia de enseñanza.

No obstante, este decreto incluye algunos aspectos de la 'reválida' de Bachillerato. La calificación obtenida en la prueba que realicen los alumnos que quieran acceder a la universidad será la media aritmética de las calificaciones numéricas de cada una de las materias generales del bloque de asignaturas troncales expresada en una escala de 0 a 10 con dos cifras decimales y redondeada a la centésima.

La calificación para el acceso a estudios universitarios de este alumnado se calculará ponderando, como hasta ahora, un 40% la calificación de la prueba señalada en el párrafo anterior y un 60% la calificación final de la etapa. El resultado de esta ponderación tiene que ser igual o superior a 5 puntos para entrar a la Universidad.

La calificación obtenida en cada una de las materias de opción del bloque de asignaturas troncales de la prueba señalada anteriormente podrá ser tenida en cuenta para la admisión a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado cuando tenga lugar un procedimiento de concurrencia competitiva.

Las administraciones educativas, en colaboración con las Universidades, que asumirán las mismas funciones y responsabilidades que tenían en relación con las Pruebas de Acceso a la Universidad, organizarán la realización material de la prueba señalada en el párrafo anterior para el acceso a la Universidad. No obstante, cada administración educativa podrá delimitar el alcance de la colaboración de sus universidades en la realización de la prueba. 

TÍTULOS DE ESO Y BACHILLERATO DESDE FP Y FP BÁSICA 

El decreto también regula otro de los acuerdos alcanzados entre el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas relativos a los títulos de ESO y Bachillerato. Así, establece que los alumnos que se encuentren en posesión de un título de Técnico o de Técnico Superior de Formación Profesional o de Técnico de las Enseñanzas Profesionales de Música o de Danza podrán obtener el título de Bachiller cursando y superando las materias generales del bloque de asignaturas troncales de la modalidad de Bachillerato que el alumno elija. 

Además, los alumnos que obtengan un título de Formación Profesional Básica podrán obtener el título de Educación Secundaria Obligatoria, siempre que, en la evaluación final del ciclo formativo, el equipo docente considere que han alcanzado los objetivos de la Educación Secundaria Obligatoria y adquirido las competencias correspondientes.

La negociación entre los grupos parlamentarios para sustituir la Lomce por otra ley educativa no comenzará hasta el próximo mes de enero, ya que el Pleno del Congreso de los Diputados no tiene previsto ratificar su creación hasta la sesión plenaria del 20 de diciembre.

Una vez que la creación de esta Subcomisión finalice su tramitación en la Cámara Baja, ésta comenzará a organizar su método de trabajo para intentar realizar en el plazo de tres meses un diagnóstico del sistema educativo previo al Pacto Social y Político por la Educación, que quiere alcanzar el Gobierno de Rajoy seis meses después.

El impulso para la creación de esta Subcomisión reunió a los principales grupos políticos, excepto a Podemos, que aprobaron el 1 de diciembre su constitución. La petición para su formalización reunió las firmas del PP, PSOE y Ciudadanos, que cedieron en sus posiciones para que este acuerdo se inicie en un clima de consenso.

Antes de comenzar a negociar el pacto, el Gobierno, como gesto de buena voluntad, retiró el efecto académico de las reválidas y consensuó con las comunidades autónomas los nuevos criterios para su realización. Un contenido se cerró con la aprobación, por parte del Consejo de Ministros, del decreto ley que las regula y que tendrá que ser convalidado por el Congreso

DECRETO LEY DE LAS REVÁLIDAS

Ello supone que estas pruebas de evaluación no servirán para pasar de curso, como marcaba la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), modificándose el calendario de implantación. Igualmente, el decreto refleja el carácter muestral de las pruebas, la eliminación de los ránkings y el contenido de las pruebas que se redactarán con las asignaturas troncales de 4 de ESO y de 2 de Bachillerato.

PREGUNTAS TIPO TEST

Tres son los puntos importantes de esta Orden. La primera es la limitación, por parte del Ministerio, de las preguntas tipo test. Al menos un cincuenta por ciento de las preguntas tienen que ser abiertas o semiabiertas.

La segunda cuestión de interés es que se deja en manos de las regiones si la prueba de inglés es oral o escrita.

Y la tercera se refiere a la puntuación. La prueba de Bachillerato se examina sobre cuatro asignaturas más dos para subir nota, con una puntuación de 0 a 10 puntos. Se puede subir nota, hasta 14, ya que la universidad donde se quiere estudiar puede elegir dos asignaturas que considere prioritarias para determinar la admisión o no del alumno, subiendo la nota. 

Fuente periodística: Europa Press (http://www.europapress.es/sociedad/educacion-00468/noticia-cambios-revalidas-lomce-entran-vigor-manana-20161210102634.html)

7 de diciembre de 2016

Nota de prensa de CEAPA sobre los resultados de la prueba PISA 2015

CEAPA considera que los resultados que se han conocido, de una prueba tan cuestionada como PISA, solo nos deben servir para saber que la gestión del modelo educativo que tenemos perpetúa las desigualdades de origen y que debemos cambiarlo por un nuevo modelo educativo centrado en el alumnado.

CEAPA considera que los datos conocidos el 6 de diciembre de la tan cuestionada prueba PISA deben leerse con sumo cuidado para no entrar en valoraciones subjetivas inadecuadas. El triunfalismo de un Ministerio de Educación que trata de adjudicarse unos éxitos que no existen, es un mal camino que repite la mala praxis política que sufrimos los ciudadanos y ciudadanas de este país.

Los resultados reales son:

Seguimos en los mismos valores, es el resto de Europa la que ha descendido en sus datos, por lo que nuestro sistema educativo está estancado.

El nivel sociocultural y económico de la familia es el factor más determinante a la hora de explicar los resultados y eso se evidencia en la situación de las diferentes Comunidades Autónomas y de las distintas zonas dentro de cada una de ellas.

La repetición escolar sigue siendo una lacra de nuestro sistema educativo, luego nuestra cultura de la evaluación es profundamente equivocada.

El alumnado de las familias con menor nivel sociocultural y económico tienen cinco veces más probabilidades de repetir curso y fracasar en sus estudios.

Una cuestión que debe quedar clara es que el alumnado que ha sido evaluado en esta ocasión, también ha cursado todas sus enseñanzas con el formato LOE. Por tanto, la LOMCE no es la artífice de mantener los resultados que tenemos, ni de que ahora nos situemos más arriba en los famosos ranking de PISA. El Ministerio de Educación no debería sacar pecho de los datos porque no le corresponden.

Y, si sufrimos recortes desde hace ya casi una década, ¿cómo se explican los datos actuales? Sencillo, los centros educativos y, de manera muy especial, las familias, estamos compensando los efectos de esos recortes.

Nuestro modelo educativo está basado en una escuela que delega gran parte de la tarea educativa en las familias, obligando a éstas a compensar en casa las graves deficiencias de un sistema que no garantiza la igualdad de oportunidades con la actividad diaria que se desarrolla en los centros educativos.

La política de los deberes escolares y que las madres y los padres seamos segundos profesores en nuestras casas, tiene dos consecuencias directas que se vuelven a demostrar:

Los resultados dependen directamente de lo que suceda en casa, condicionando él éxito del alumnado al nivel sociocultural y económico de sus familias y al apoyo que éstas puedan dar a sus hijos e hijas.

Si este apoyo no puede darse, o no es suficiente para compensar lo que la escuela no hace, el alumnado tiene todas las papeletas para descolgarse en su progreso educativo y fracasar.

Lo anterior se redondea con una equivocada cultura de la evaluación, que está basada en sancionar al que tiene dificultades y primero obligarle a ir repitiendo algún curso y luego, con el tiempo, a que fracase y abandone sus estudios.

Es urgente que cambiemos el sistema educativo, pero no para mantener la LOMCE y que sus efectos perversos lleguen del todo al sistema educativo, sino para caminar en sentido contrario y avanzar hacia un modelo educativo que ponga en el centro del sistema al alumnado y sus necesidades.

Que la escuela compense de verdad las desigualdades de origen exige que el proceso educativo quede asegurado en los centros educativos, por lo que la cultura de delegar en las familias el éxito de dicho proceso mediante los deberes escolares y el apoyo familiar al currículo formal debe terminar de forma inmediata.

Los deberes escolares son la mayor fuente de generación de fracaso escolar y abandono educativo y hasta que esta sociedad no lo asuma y cambie su forma de proceder, no podremos mejorar realmente nuestro sistema educativo.

Junto a esto, la cultura de la evaluación debe sufrir un cambio radical, pasando de ser una forma de evaluar que sanciona y expulsa del sistema educativo al que tiene algún problema que explica su proceso educativo, a una cultura de evaluación formativa que ayude al alumnado a descubrir sus debilidades y le ofrezca soluciones para superar dichas debilidades.

Por supuesto, una evaluación justa pero real del sistema educativo en su conjunto y de la función docente en particular es una tarea inaplazable. Evaluar al alumnado no es evaluar ni el sistema ni la función docente.

Y, claro está, es también imprescindible revertir urgentemente los recortes experimentados en educación porque todo apunta a que no solo nos hemos frenado sino que estamos empezando seriamente a retroceder para volver a indicadores de hace décadas en muchos aspectos. En nuestro país aún no se notan por el gran esfuerzo que realizan diariamente las familias y los centros educativos, pero en el resto de Europa ya se visualizan con retrocesos porque este nivel de implicación de la Comunidad Educativa que tenemos en nuestro país no es tan sencillo de encontrar en otros.

Pero todo lo anterior no debe hacerse porque lo diga PISA, sino porque lo decimos desde hace mucho tiempo las organizaciones que componemos la Comunidad Educativa. PISA solo demuestra que llevamos razón cuando lo repetimos constantemente.

¿Nos ponemos a ello o seguimos jugando a pactos ficticios en los despachos del Congreso de los Diputados y las sedes de los partidos políticos?

CEAPA Madrid, 7 de diciembre de 2016

5 de diciembre de 2016

¿Qué es el informe PISA? Cinco claves

No hay sistema educativo que se precie que no sea evaluado cada tres años por PISA, el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (Program for International Student Assessment, en inglés). Es casi una cuestión de prestigio. 

La publicación de los resultados de este vasto informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es el gran el acontecimiento educativo mundial, un referente para gobiernos, escuelas y familias y, sobre todo, una potente guía que está decidiendo cómo hay que enseñar a las futuras generaciones. Este año toca un nuevo PISA. El día de la publicación es el martes 6 de diciembre, y la expectación es alta. 

¿CUÁNTOS ALUMNOS LA HACEN?

El informe que se conocerá ahora es el correspondiente a las pruebas que medio millón de estudiantes de 15 años de 72 países distintos realizaron en la primavera del 2015. Los estudiantes que se someten a estos exámenes son elegidos de forma aleatoria en centros educativos seleccionados también de forma muestral. 

En Catalunya, por ejemplo, la muestra incluyó a unos 2.000 estudiantes de 52 institutos. El examen se realizó entre el 8 de mayo y el 5 de junio del 2015. Los centros participantes, de distintas tipologías, representaban de forma proporcionada a todo el sistema educativo catalán.

¿CÓMO ES LA PRUEBA?

La evaluación, según explica la OCDE, la diseñan expertos de todo el mundo. “Desde que se empezaron a realizar las pruebas en el año 2000, han participado en su confección especialistas de las 80 economías que forman parte del organismo”, dice la entidad, que insiste en que el test está concebido de tal modo que “se puede hacer en cualquier lugar del mundo”. Este año todas las pruebas se han hecho en ordenador. 

¿PARA QUÉ SIRVE?

El objetivo de la evaluación es ver si los estudiantes (en España, alumnos de cuarto de ESO) son capaces de aplicar en la vida real lo que han aprendido en la escuela. Es el conocido como aprendizaje por competencias, que en los últimos años se ha impuesto (por obra y gracia de PISA) en casi todo el mundo.

¿QUÉ EVALÚA?

Las pruebas, un examen de dos horas de duración, evalúan sobre las asignaturas instrumentales de Ciencias, Comprensión Lectora y Matemáticas y, este año por primera vez, también sobre aspectos que van más allá de los conocimientos teóricos como es la capacidad de los alumnos para resolver problemas colaborativos. En algunos países, a los estudiantes también se les ha examinado de cultura financiera.

¿QUÉ CONDICIONANTES SE TIENEN EN CUENTA?

Las pruebas son completamente anónimas, “porque no se evalúa al alumno, sino al sistema en el que está siendo educado”, insiste la OCDE. Al final del test, los estudiantes deben responder también a un grupo de preguntas denominadas de contexto, en las que se les interpela sobre su familia, su escuela y sus profesores y que sirven para que los expertos puedan afinar las conclusiones del estudio, por grupos culturales o socioeconómicos. 


28 de noviembre de 2016

El polémico examen de acceso a la Universidad queda cerrado sin cambios significativos

Los alumnos de segundo de bachillerato pueden respirar tranquilos. Mientras el Sindicato de Estudiantes salía ayer a la calles para protestar contra las “reválidas de Wert”, el ministro de Educación firmaba con el presidente de la Conferencia de Rectores (CRUE) una nueva prueba de acceso muy similar a la antigua selectividad.

Tras dos huelgas educativas convocadas en menos de un mes, la presión en las calles y en el Congreso ha surtido efecto. Las pruebas de evaluación externa de 4º de E.S.O y 2º de bachillerato han perdido su vinculación académica y, además, la prueba de segundo se compondrá de seis asignaturas. El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, explicó este miércoles que “los alumnos van a hacer una prueba muy parecida a la anterior PAU (Prueba de Acceso a la Universidad)", pero este acuerdo todavía tiene que materializarse en un decreto ley.

Los estudiantes solo se examinarán de las asignaturas de segundo de bachillerato y no de los dos cursos como preveía la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). En función de la modalidad de Bachillerato que hayan estudiado, los alumnos tendrán que examinarse de seis asignaturas troncales. Cuatro de ellas servirán para computar de 0 a 10 y las otras dos servirán para aquellos que necesiten una nota de corte más alta para acceder a unos grados; estas puntuarán entre 10 y 14.

En la anterior selectividad había dos fases: la general, que era obligatoria (se podía obtener un máximo de 10 puntos) y la específica o voluntaria para subir nota hasta los 14 puntos.

Los estudiantes de Formación Profesional (FP) también tendrán que examinarse de las troncales de segundo de Bachillerato, así aparece en el documento del proyecto de ley: “los alumnos que se encuentren en posesión de un título de técnico o de técnico superior de formación profesional, o de técnico de las enseñanzas profesionales de Música o de Danza, podrán obtener el título de Bachiller cursando y superando las materias generales del bloque de asignaturas troncales de modalidad de Bachillerato que el alumno elija”.

La prueba de cuarto de la E.S.O será muestral, es decir, no la van a realizar todos los centros, sino los que elijan las comunidades autónomas, y versará solo de las asignaturas troncales de ese curso, no de todo el proceso académico anterior.




De Vigo tiene previsto reunirse con la Conferencia Sectorial de Educación el próximo lunes 28 para presentarles este nuevo proyecto de ley, ponerse de acuerdo y empezar a hablar sobre la reforma de la LOMCE aprobada en el Congreso la semana pasada. 

Con el examen de segundo de Bachillerato que contempla las asignaturas troncales, el Ministerio se asegura la participación de las universidades junto a las comunidades en su realización y el mantenimiento del distrito único. Es decir, la nota valdrá para todas las universidades españolas.

Aunque todavía no se han reunido los consejeros de Educación, ya hay comunidades que han anunciado el borrador del examen. La Conselleria de Educación de la Comunidad Valenciana ha anunciado hoy que las pruebas de acceso a la Universidad serán "idénticas a las que se han hecho hasta ahora".

El consejero de educación de la Comunidad Valenciana, Vicent Marzà, ha celebrado que “el alumnado por fin sabe cómo debe prepararse durante este curso para acceder a la Universidad”.

"La comunidad educativa está razonablemente satisfecha, aunque puedo entender que alguien no esté de acuerdo", ha argumentado el también rector de la Universidad de Extremadura, quien ha señalado que cree que las comunidades autónomas están "satisfechas" con la decisión tomada. "Se puede hablar de un acuerdo general", ha resaltado el presidente de la CRUE, Segundo Píriz.

Educación se resiste a eliminar la LOMCE y busca una salida con un pacto unánime

El ministro ha expresado de nuevo su voluntad de "reformar" el texto legal pero ha insistido en que la tramitación de la proposición de ley aprobada en el Congreso "dejaría en el limbo a 8,2 millones de estudiantes".

El pasado 15 de noviembre se aprobó con 208 síes, 133 noes y 2 abstenciones el proyecto de ley para paralizar el calendario de exámenes de reválidas y modificar estructuralmente la LOMCE. El Partido Popular (PP) ha tenido que dar marcha atrás a su famosa Ley Wert y buscar una solución unánime con toda la comunidad educativa, difícil tarea que está desempeñando el ministro y que se está debatiendo en la Subcomisión de Educación en el Congreso.

Méndez de Vigo ha reiterado la voluntad del Gobierno de alcanzar un pacto por la educación y se ha mostrado más optimista en cuanto a la posibilidad de lograrlo porque "todos los partidos lo llevaban en su programa electoral". En su opinión, un acuerdo que permitiese garantizar "un sistema educativo de calidad para los próximos quince años sería muy bueno para España".

Fuente periodística: Diario Bez http://www.bez.es/605300019/El-polemico-examen-de-acceso-a-la-Universidad-queda-cerrado-sin-cambios-significativos.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=20&tipo=3&identificador=605300019&id_boletin=463205469&cod_suscriptor=756691273

18 de noviembre de 2016

La reválida de la ESO será voluntaria y la de Bachillerato sólo examinará de las asignaturas de 2º curso


Según el Proyecto de Real Decreto-Ley de Medidas Urgentes para la Ampliación del Calendario de Implantación de la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la Mejora de la Calidad Educativa, la evaluación de la ESO (para alumnos de 15 y 16 años) no sólo no tendrá consecuencias académicas, sino que tendrá "carácter muestral", es decir, se realizará sólo en algunos centros que elijan las comunidades autónomas. La reválida de 4º de la ESO será voluntaria y la de Bachillerato sólo examinará de las asignaturas de 2º, en vez de las de 1º y de 2º. 

Ya no será censal, ni tendrá efectos académicos, por lo que se convierte en una prueba más de diagnóstico, como las que se han realizado otros años en Primaria. Por decirlo en palabras del decreto, "su superación no constituirá para ningún alumno un requisito para la obtención del título oficial de ESO". 

Los alumnos que obtengan un título de Formación Profesional Básica "podrán obtener el título de la ESO" sin tener que pasar, como se preveía antes, por la reválida de la ESO. Eso sí, los docentes tienen que considerar que "han alcanzado los objetivos de la ESO y adquirido las competencias correspondientes".

Según el proyecto de real decreto ley, el número de asignaturas se reduce. Los alumnos de 4º de la ESO ya no tendrán que hacer un examen de siete materias, sino que lo harán de seis: las cuatro troncales Geografía e HistoriaLengua y LiteraturaMatemáticas y Lengua Extranjera, así como dos troncales de opción a elección del alumno.

El borrador, por otro lado, acerca la reválida de 2º de Bachillerato (17 y 18 años) a lo que era la antigua Prueba de Acceso a la Universidad (PAU). Los alumnos sólo se tendrán que examinar de las asignaturas troncales de 2º y no de las troncales de todo el ciclo académico. Ya no tendrán, por tanto, que examinarse de asignaturas de 1º como Filosofía

El Ministerio y los rectores de la CRUE han alcanzado un acuerdo, que aún no ha sido recogido en el decreto, para que, aunque sea obligatorio examinarse de las seis asignaturas, sólo cuenten cuatro de ellas, las cuatro troncales, para entrar en la universidad.

Con esto se mantiene el distrito único porque las otras dos asignaturas servirán para subir nota, pero no la bajarán. Los alumnos tendrán que examinarse de las seis y habrá una nota global de cara al examen de diagnóstico. Pero, para entrar a la universidad, los rectores han logrado arrancarle al Gobierno que la cosa quede como estaba con la PAU: las cuatro troncales generales puntuarán del 0 al 10 y las dos troncales de opción servirán para ponderar del 10 al 14.

La reválida de 2º queda, en la práctica, lo más parecida posible a la Selectividad, pues durante el encuentro se han limado las diferencias más importantes que había entre una y otra prueba. Tal y como han confirmado en Educación, la nota mínima para aprobar será un 4 (en borradores anteriores era un 5), al igual que ocurría con la PAU, y la prueba no tendrá más efectos académicos que servir para entrar en la universidad.


Fuente periodística: El Mundo (http://www.elmundo.es/sociedad/2016/11/18/582ed2ee468aeb053e8b46ad.html)

16 de noviembre de 2016

La LOMCE se resquebraja a la espera de un nuevo Pacto Educativo

La Ley Orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE) se tambalea, tan solo hace cinco meses que se implantaron las últimas medidas de la famosa “Ley Wert” pero el pleno del Congreso ha decidido echar atrás el proceso. Esta decisión afecta principalmente a las nuevas evaluaciones de ESO y Bachillerato, conocidas como reválidas, que no tendrán efectos académicos y servirán como prueba de acceso a la universidad.

Con la negativa del Ejecutivo, el Grupo Parlamentario Socialista ha conseguido colar la paralización del calendario de la LOMCE en el Congreso. Con 208 síes, 133 noes y 2 abstenciones, la tramitación ordinaria de la Propuesta de Ley comenzará con una presentación, un debate y una votación de enmiendas parciales en la Comisión de Educación. El ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, ha explicado que “se espera un proceso largo para modificar una Ley Orgánica”.

A su vez, ha anunciado que convocará la Conferencia Sectorial de Educación el próximo 28 de noviembre para suspender los efectos académicos de las reválidas, “como ya teníamos planeado”, añade intentando quitarle importancia a la PL de suspensión que se debatió en el Congreso.

La proposición de ley “es el punto de partida”, según fuentes socialistas, para una reforma que incluye la vuelta a la PAU (Prueba de Acceso a la Universidad), una oposición a la evaluación de 6º de Primaria y a las reválidas de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato, quitar el valor académico a la asignatura de religión, la vuelta del nombramiento de directores a través de los consejos escolares, posibilitar la titulación en la ESO de quienes sigan los programas de Formación Profesional Básica, y que los centros que separan a los alumnos por sexos no se financien con fondos públicos. Todo esto se debatirá en la Subcomisión de Educación que se creará para poner en marcha el proceso.

A pesar de que el Partido Popular se opone a esta reforma, los cambios anunciados por Mariano Rajoy en el debate de investidura no distan mucho de esta propuesta: este curso las reválidas no iban a ser vinculantes para obtener la titulación. Pero la polémica se estaba alimentando tras comenzar el curso 2016/17 con un Gobierno en funciones, sin las pruebas por especificar, un Consejo Escolar incompleto y los alumnos de Formación Profesional en ascuas.

El debate de esta iniciativa fue vetado el pasado mes de octubre por el Gobierno, al considerar que iba a suponer una pérdida de ingresos de casi 615 millones de euros, provenientes de Fondos Europeos. El Ejecutivo alegaba que la paralización de la LOMCE le llevaría a asumir dicha cantidad de las arcas del Estado, en compromiso con lo invertido hasta ahora por las comunidades autónomas para ponerla en marcha. Sandra Moneo Díez del Partido Popular, en su intervención en el debate de ayer criticó a la oposición acusándoles de “querer volver a una ley derogada” y “dejar a miles de familias en la incertidumbre”.


La nueva ley de consenso y el Pacto Educativo

Otra ley educativa fallida. Méndez de Vigo ha cambiado la política poco dialogante de Wert para empezar a debatir y consensuar con todos los actores educativos implicados. “El objetivo es crear un Pacto Nacional por la Educación en España en menos de seis meses”, explica De Vigo, contando con las asociaciones de padres, asociaciones de estudiantes, sindicatos educativos, patronales de la enseñanza, inspectores, presidentes de los consejos escolares autonómicos o CRUE-Universidades Españolas.

Las reuniones comenzaron el pasado 19 de septiembre en las cuales los sindicatos de estudiantes han tenido la oportunidad de presentar sus propuestas así como las asociaciones de padres y profesores.

Fue la semana pasada cuando De Vigo se reunión con PSOE y Ciudadanos para seguir las negociaciones. El titular de Educación no es partidario de derogar la LOMCE si no de crear “algo nuevo”, como ya indicó tras la investidura de Mariano Rajoy. El objetivo, según ha reiterado, es que las medidas que se acuerden duren, al menos, 15 años.

La actitud negociadora de PSOE y Ciudadanos con el Gobierno ha quedado clara tras la intervención de Manuel Cruz Rodríguez (PSOE), que ha ofrecido su ayuda a De Vigo para “solventar el marrón que le ha dejado Wert y trabajar juntos”.

Los retos de Méndez de Vigo

En el ámbito universitario queda también pendiente la reforma anunciada por el exministro Wert que quedó en un cajón. Solo se han aprobado tres decretos que afectan a la educación superior, entre ellos, el conocido como 3+2, que permite reducir un año los grados y aumentar los másteres.

Sobre esta normativa, que ha provocado el rechazo de la comunidad educativa, los rectores de CRUE Universidades Españolas han logrado demorar su aplicación hasta consensuar un listado de títulos intocables con el Ministerio de Educación para que exista cierta homogeneidad en la oferta académica de las universidades españolas. Este pacto se materializará en una orden ministerial próximamente.

Otro de los objetivos de la legislatura en materia educativa tiene que ver con la reducción de la tasa de abandono escolar temprano que se sitúa en casi el 20%. La Unión Europea ha fijado para España bajar al 15% en 2020.

La subida de las tasas universitarias y la diferencia de precios entre comunidades autónomas tras la aprobación en 2012 del decreto de recortes, que permitió subir los precios públicos de los estudios universitarios, es otro de los asuntos a los que el Ejecutivo tiene que hacer frente en esta nueva etapa. También bajar el precio de los másteres para reducir la brecha con el de los grados.

El Gobierno tendrá que impulsar más medidas contra el acoso escolar. Aunque aprobó a principios de 2016 un Plan de Convivencia Escolar, la única iniciativa que ha puesto en marcha desde entonces es el teléfono contra el bullying el pasado 1 de noviembre, del que tendrá que informar de forma periódica. En base a esta nueva herramienta, el Ministerio de Educación podrá actualizar los datos de acoso escolar ya que los últimos son de 2010.

La introducción de cambios en el sistema de gobernanza de las universidades es otro de los temas que han quedado pendientes, tal y como Rajoy admitió en el último discurso de investidura, en el que propuso cambios.

Desde la Transición, España ha pasado por cinco leyes educativas distintas en menos de cuatro décadas: La LOECE en 1980, la LODEen 1985, la LOGSE en 1990, la LOE en 2006, y la LOMCE en 2013. Según las nuevas fechas impuestas por el Ministerio de Educación, en mayo de 2017 asistiríamos a un escenario educativo distinto. Será una tarea dura para De Vigo que todavía tiene que luchar contra huelgas de estudiantes -la próxima convocada para el 24 de noviembre- y la crispación del resto de partidos políticos.

Fuente periodística: Diario BEZ (http://www.bez.es/76635946/LOMCE-resquebraja-espera-nuevo-Pacto-Educativo.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=20&tipo=3&identificador=76635946&id_boletin=226950090&cod_suscriptor=756691273)

9 de noviembre de 2016

Escuela de Padres y Madres de Logroño: empezamos el 14 de noviembre

Si un padre o una madre está interesada en participar
sólo tiene que enviar un email a faparioja@faparioja.org
(si no tenéis internet, llamad al teléfono  941 24 84 80
enviad un whatsapp al 669 41 33 29),
indicando los siguientes datos:
NOMBRE y APELLIDOS
Me apunto a la Escuela de Padres de Secundaria
MÓVIL 
CORREO ELECTRÓNICO

Recordad que es un curso formativo 
GRATUITO y ABIERTO
 a todas las familias
(no sólo las pertenecientes a la APA) hasta completar aforo.
 


3 de noviembre de 2016

Educación y la UR pactan la Evaluación Final de Bachillerato

La Consejería de Educación del Gobierno de La Rioja y la Universidad de La Rioja han acordado las líneas básicas para la organización de la Evaluación Final de Bachillerato del curso 2016-2017.

Representantes de ambas instituciones, encabezados por el consejero de Educación -Abel Bayo- y el rector de la UR -Julio Rubio-, han celebrado varias reuniones en las últimas semanas con el objetivo de establecer la base para organizar las pruebas en los meses de junio y julio de 2017.

De entre ellas, cabe destacar que la Evaluación Final de Bachillerato (EFB) no será obligatoria para obtener el título de Bachiller, pero será necesaria para el acceso y la admisión en la universidad. La EFB se organizará según las diferentes modalidades del Bachillerato.

Se establecerá una Comisión Organizadora de las pruebas de EFB que estará compuesta por miembros nombrados por la Consejería de Educación y por la Universidad de La Rioja. Esta Comisión será la responsable de gestionar el calendario de las pruebas, los tribunales, los tribunales correctores, así como las reclamaciones.

Para cada una de las materias a examinar, se nombrará a un coordinador de materia designado por la Universidad y otro de Bachillerato designado por la Consejería de Educación del Gobierno de La Rioja.

FECHAS Y LUGAR DE REALIZACIÓN 

Los lugares de realización de los exámenes serán los mismos que venían acogiendo hasta ahora las PAU: las sedes habilitadas en la Universidad de la Rioja (edificios Quintiliano y Científico Tecnológico) y en Calahorra (IES Quintiliano).

En cuanto a las fechas de realización de las pruebas de EFB, el periodo previsible es el que se extiende del 5 al 8 de junio de 2017 para la convocatoria ordinaria, y del 4 al 7 de julio para la convocatoria extraordinaria.

Estas previsiones son coherentes con lo consensuado en el sistema común de admisión universitaria que en el ámbito del Grupo G9 de universidades ha firmado la Universidad de La Rioja.

Así mismo, se ha acordado un calendario provisional de nombramientos de coordinadores y comisiones y de los principales hitos de organización de la prueba, incluyendo un plan de comunicación a la comunidad educativa y a la sociedad en general.

La próxima publicación de una Orden Ministerial terminará de regular todos los detalles de la prueba que, en cualquier caso, se prevé compatible con el plan acordado.

2 de noviembre de 2016

Arranca la primera huelga en España de padres contra los deberes

Padres que llevan a sus hijos a la escuela pública empiezan esta semana una huelga de un mes contra los deberes que no tiene precedentes en España. La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa), que representa a 12.000 asociaciones, ha instado a las familias de las distintas comunidades autónomas a negarse a hacer las tareas escolares durante los fines de semana de noviembre.

Sus argumentos son que los deberes "invaden el tiempo de las familias" y "vulneran el derecho al esparcimiento, al juego y a participar en las actividades artísticas y culturales" recogido en el artículo 31 de la Convención de los Derechos del Niño.

La Ceapa ha repartido entre las familias tres cartas para que las entreguen en el colegio. En una se reclama al director que los profesores no pongan deberes durante los fines de semana de este mes. En otra se realiza esta petición directamente al tutor.Una tercera es un escrito para el docente en el que el progenitor explica que su hijo no ha hecho la tarea, basándose "en el derecho constitucional que tienen las familias a tomar las decisiones que consideren oportunas en el ámbito familiar, el cual tiene carácter privado, no pudiendo la escuela invadirlo".

"En virtud de los derechos que me asisten, he priorizado las actividades familiares, como no podía ser de otra manera y, por tanto, los deberes escolares no han podido ser atendidos", añade la misiva que, según la Ceapa, los padres en contra de las tareas pueden entregar a modo de salvoconducto en el colegio.

"Nosotros queremos recuperar el tiempo familiar de los fines de semana para estar con nuestros hijos", sostiene el presidente de la Ceapa, José Luis Pazos. "También queremos que el modelo cambie y se dé un salto cualitativo en el sistema educativo.Hay colegios en otros países que funcionan sin deberes, sin libros de texto y sin exámenes y obtienen magníficos resultados".

La evidencia científica señala, en este sentido, que hacer más deberes no necesariamente mejora el rendimiento académico. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advierte, además, que las tareas "refuerzan la disparidad socieconómica en los logros de los estudiantes" y "aumentan la franja entre los ricos y los pobres". España es uno de los países que más deberes pone: 6,5 horas semanales frente a una media de 4,9 horas.


Pero en la comunidad educativa son muchos los que discrepan con la forma en que la Ceapa ha enfocado la cuestión, pues opinan que el mensaje que da un padre cuando insta a su hijo a rebelarse contra el profesor "no ayuda a su educación".

"Nosotros no somos partidarios de llamar a los escolares a la insumisión", defiende Pedro Caballero, presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (Concapa), que representa a cerca de tres millones de familias de la escuela privada concertada. "Los deberes deben existir en una medida proporcionada y acorde al nivel educativo. Hay unas mesas de debate donde discutirlo, pero estamos en contra de convertir a los menores en insumisos".

¿Qué opinan los profesores? Francisco García, secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, cree que "el formato de la huelga no es el más afortunado". "No sé si es buena idea abrir debates que puedan generar fisuras en la comunidad educativa en un momento en que debemos estar unidos ante la propuesta de pacto educativo. El debate de las tareas escolares me parece útil, pero hay otros de más calado".

Fuente periodística: El Mundo http://www.elmundo.es/sociedad/2016/11/02/5818db3a22601de17b8b459c.html

31 de octubre de 2016

A la atención de los padres y madres del alumnado, las APAS y la sociedad en general

Esta semana hemos vivido una magnífica movilización en defensa de la educación. Una espectacular huelga educativa que tuvo cifras récord en todo el país, seguida de unas multitudinarias manifestaciones en muchas ciudades, han vuelto a demostrar que la Comunidad Educativa rechaza frontalmente las reválidas, la LOMCE y los recortes en educación.
Queremos agradeceros a las madres y los padres del alumnado vuestra impresionante implicación, que ha dado como resultado este magnífico éxito colectivo. Cifras de seguimiento de la huelga educativa que se han situado entre el 90 y 100% en el Bachillerato y en Formación Profesional, del 85% en tercero y cuarto de la ESO, del 75% en primero y segundo de la ESO, y de entre el 50 y el 60% en Infantil y Primaria, no son fruto de la casualidad. Cifras que la mayoría de las Comunidades Autónomas han reconocido, aunque les cueste difundir públicamente que ello ha sido así, y que el propio Ministerio de Educación ha tenido que cifrar en un 40%, porque cualquier cifra de las que habitualmente se utilizan para intentar desacreditar las huelgas hubiese sido completamente cuestionada. En todo caso, ese 40% también ha quedado desacreditado por el resultado real. Manifestaciones con centenares de miles de personas en la calle, en el conjunto del Estado, respaldan el éxito.
También hemos tenido que luchar contra un claro intento de boicot a la huelga, en el que se han empleado algunos medios de manipulación, que no de información, de nuestro país; así como algún que otro sindicato docente que salió presto a intentar ayudar a un Gobierno que se fue haciendo poco a poco consciente de que perdía el pulso, como así ha sido; de equipos directivos y docentes que se empeñaron en poner exámenes en las horas previas de la huelga, amenazar con repercusiones si no se hacían o simplemente no se asistía a clase, incluso anunciando suspensos y castigos; y de circulares en centros educativos recordando, de forma tergiversada, desde qué edad se puede convocar una huelga de estudiantes. Nada de todo ello les sirvió y, para su desconsuelo, la huelga ha sido un éxito incuestionable.
Sin duda, hemos lanzado una convocatoria que sabíamos que era solicitada por las asociaciones de padres y madres de todo el país, conscientes del grave perjuicio que las reválidas, la LOMCE y los recortes en educación, están causando en nuestro sistema educativo. Nuestro eterno agradecimiento también a las asociaciones, 12.000 de las cuales están integradas directamente en CEAPA y nos configuran como el mayor movimiento asociativo del país. Aunque también es justo reconocer que han secundado la huelga padres y madres, así como asociaciones, que no forman parte del movimiento asociativo que CEAPA lidera. Queremos agradecerles su generosidad por atender nuestro llamamiento general, aceptando con ello que en esta ocasión los mensajes de sus organizaciones de no movilizarse no eran acertados. Nos alegramos de haber realizado un llamamiento transversal, en defensa de la educación del alumnado de este país, que ha sido capaz de traspasar esas líneas que a veces separan a unas y otras familias en función del tipo del modelo educativo que quieren y de los centros educativos que eligen.
Gracias a todas y todos por haber participado de este gran éxito que debéis hacer vuestro cada madre y cada padre de este país.
#NoalasReválidas, #NoalaLOMCE, y #NoalosRecortesenEducación.
Junta Directiva CEAPA 
28 de octubre de 2016

28 de octubre de 2016

El nuevo teléfono contra el acoso escolar es el 900 018 018 y comenzará el 1 de noviembre


El nuevo teléfono contra el acoso escolar es el 900 018 018. Es el número que el Ministerio de Educación ha puesto en marcha para luchar contra el bullying las 24 horas del día los 365 días del año y que comenzará a funcionar a partir del 1 de noviembre porque "aunque sea festivo, para el teléfono contra el acoso no hay fiesta" ha sostenido el secretario de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín, en la presentación del nuevo teléfono. Está destinado a alumnos, familias, personal de los equipos docentes y, en definitiva, todos aquellos que sufran o conozcan algún caso de acoso escolar.

Las llamadas a este servicio, que se encuentra enmarcado dentro del Plan estratégico de Convivencia Escolar, son gratuitas, anónimas y no aparecerán en la factura del teléfono, como ocurre también con el 016, el teléfono contra la violencia de género .

Éstas serán atendidas por "psicólogos, trabajadores sociales, sociólogos y juristas" ha puntualizado Marín, quien ha añadido que atenderán dependiendo del caso, unos u otros las llamadas y "en caso de que estos profesionales sean conocedores de un caso de acoso grave, lo trasladarán a las fuerzas de Seguridad del Estado para que puedan actuar".

Además, "habrá una atención específica para los alumnos con discapacidad auditiva o del habla", ha puntualizado Marín, ya que se pone a disposición de estos usuarios un servicio de mensajería de texto a través de Internet por medio de Telegram, así como la atención de un agente en lenguaje de signos por video-chat o video-llamada a través de Skype. Una demanda que llevó a cabo el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), que denunció que no se había solicitado como requisito esta accesibilidad a la hora de la adjudicación de este servicio que, por ahora, ostenta por un año el call center AlcaláBC, aunque puede ser prorrogable.


La presentación de este teléfono se realiza un año después de que el ministro en funciones, Íñigo Méndez de Vigo lo anunciará en unas jornadas sobre convivencia escolar el 16 de octubre de 2015. El mismo, consta con un presupuesto de 482.635 euros anuales, ha indicado Marín. Una dotación económica que esperan se repita el próximo año, para el que no descartan cambiar el número de teléfono para atender estos casos de acoso escolar por el 018.Con este teléfono, que ha sido cedido gratuitamente por Google, el Ministerio pretender "mapear" este tipo de casos con "información actualizada y poder actuar desde la Administración" ha subrayado. Según los últimos datos que ofrece el Ministerio de Educación, que hacen referencia al año 2010, el bullying es un problema que afecta al 4 % de la población estudiantil menor de 18 años.

Este servicio "se diferencia de otros que ya existen", ha matizado Marín, puesto que este "es el único -ha proseguido- específico para los casos de malos tratos en los centros educativos", a diferencia de, por ejemplo, del que dispone la Fundación ANAR, que atiende no solo a casos de acoso escolar, sino también a niños y adolescentes que sufren casos de violencia de género, maltrato o padecen trastornos de alimentación. Según los datos que maneja esta ONG, el número de llamadas que recibieron a este teléfono de ayuda ascendió a 25.000 el pasado año, un 75% más que las que atendieron en 2014. El nuevo teléfono contra el acoso escolar es el 900 018 018.

18 de octubre de 2016

Acoso cero

Más de 20 centros implantarán un programa contra el acoso que implicará a toda la comunidad educativa


El año pasado se detectaron once casos de acoso escolar en La Rioja. Respecto a los que se dan en otras comunidades se consideran 'pocos', pero lo deseable es que no haya ninguno. Con este objetivo Educación implantará en más de veinte centros de La Rioja dos programas contra el acoso escolar que se centrarán en involucrar a toda la comunidad educativa, formando y dando herramientas a profesores, alumnos y familias, tal y como ha informado el consejero, Abel Bayo.
El 11 de noviembre de 2015, y en el marco de una comparecencia parlamentaria, Bayo anunciaba que La Rioja pondría en marcha, de forma pionera dentro de España, un programa contra el acoso escolar diseñado en Finlandia y conocido como KIVA.
a entonces, Bayo detalló que el Centro de Innovación y Formación Educativa (CIFE) trabajaba, desde hacía dos meses, con la embajada de Finlandia y la Universidad de Turku para implantar en la región este programa, cuyo acrónimo deriva del finlandés.
No será el KIVA, pero La Rioja sí implantará un programa que tiene algo en común con el finlandés: surge de un compromiso entre la comunidad educativa y el gobierno. Bayo ha explicado que había características propias del KIVA que no se podían importar a La Rioja y, por eso, se ha decidido crear un método propio, según informa Europa Press.
Tendrá su base en la prevención y en la implicación de toda la comunidad educativa, por eso, se formará a tutores, padres y alumnos. Se desea, ha explicado hoy la directora del Centro de Innovación Formación Educativa, Maite Gil Benito, que cuando un alumno sea testigo de una situación de acoso la identifique, se responsabilice y sepa qué hacer.
También que padres y profesores sepan detectar cuándo una situación "deriva en acoso" y cuándo es "un problema de convivencia". Para ello, se diseñará una formación específica que, con el objetivo de ampliar esta acción (piloto) a toda La Rioja se completará con un curso diseñado para 150 docentes.
"Lo ideal sería que acudieran a este curso un docente por centro", ha indicado el subdirector general de Ordenación Educativa, Innovación y Atención a la Diversidad, Antonio Mendaza.
En cuanto a los dos programas que se van a poner en marcha ahora, se ha establecido uno para Primaria y otro para Secundaria. Para el primero se seleccionarán diez centros que lo desarrollarán en tercero y quinto de Primaria, y tres que lo pondrán en marcha en todo Primaria.
El segundo se desarrollará en diez centros de Secundaria. No obstante, Bayo ha insistido en que no es una cifra redonda, puede ser alguno más o menos.
"No existe una sola razón por la que un niño es acosado", ha relatado Gil Benito al tiempo que ha señalado cómo en estas situaciones son "protagonistas" tanto el acosador como el acusado y el testigo.
Para los centros que deseen participar hay una reunión mañana, 18 de octubre, a las 17:00 horas en el IES Comercio. La inscripción se mantiene abierta hasta el 25 de octubre para Primaria.
Desarrollo de los programas
El programa de Primaria arranca con una prueba de diagnóstico al alumnado para detectar los principales problemas de convivencia que puedan darse en el centro.
Con los resultados en la mano, se diseñará un protocolo de actuación adaptado a las necesidades del centro con el asesoramiento de la Asociación Española de Prevención del Acoso Escolar (AEPAE).
Dentro del proyecto habrá sesiones formativas específicas dirigidas a aquellos alumnos que presenten perfiles de riesgo. Asimismo, se formará a dos alumnos por aula para que colaboren en la prevención de la violencia entre iguales, se organizará una sesión formativa para las familias, y los docentes desarrollarán en el aula un mínimo de cinco sesiones de tutoría empleando el material didáctico facilitado por el programa.
Al finalizar el curso escolar se aplicará nuevamente una prueba para comprobar los resultados de la intervención realizada. El programa, que se enmarca en el Plan Nacional para la Prevención del Acoso Escolar, cuenta con el aval de la AEPAE, que ha certificado su efectividad tras su puesta en marcha en otras comunidades autónomas.
Por su parte, el programa dirigido a Secundaria incorpora a la prevención del acoso escolar en el centro, la prevención del ciberacoso, y se desarrollará en colaboración con el grupo editorial Siena, especializado en temas de Educación, y el Instituto para la Competencia Digital. La inscripción a este proyecto puede solicitarse hasta el día 20 de octubre.
Un miembro del equipo directivo del centro recibirá un curso de formación para coordinar y dirigir el programa, se formará a dos profesores como responsables de la prevención del acoso y el ciberbullying en cada centro y todo el claustro participará en dos sesiones formativas.
Los alumnos de 1º y 2º de ESO participarán en un taller de sensibilización, mientras que en 4º de ESO se formará a estudiantes voluntarios en estrategias de ayuda entre iguales. Por último, las familias participarán en jornadas y talleres monográficos sobre acoso escolar, ciberbullying y uso seguro y responsable de Internet.
El programa se completará con la puesta en marcha de una aplicación informática dirigida a facilitar la comunicación entre los alumnos y profesores responsables ante la aparición de posibles conflictos derivados del mal uso de las tecnologías por parte de los alumnos o problemas de acoso escolar.
Dentro de este proyecto, los centros participantes dispondrán de una cuenta de correo electrónico y un teléfono para el asesoramiento personalizado y la asistencia a los centros, para ayudar a conducir los posibles casos que surjan del uso indebido de las redes sociales o las tecnologías y/o problemas de convivencia entre iguales.
El titular de Educación ha detallado que la Consejería diagnosticó el año pasado once casos de acoso escolar, cinco en Primaria y seis en Secundaria. De ellos, cuatro se resolvieron con un cambio de centro de la víctima a petición de sus padres, y el resto se solucionaron con la intervención de los responsables del centro.
Fuente periodística DIario La Rioja: http://www.larioja.com/la-rioja/201610/17/acoso-cero-20161017140727.html

4 de octubre de 2016

Padres y madres del alumnado se suman a la huelga del 26 de octubre convocada por el Sindicato de Estudiantes

La Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas y la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA) se han sumado a la convocatoria de huelga promovida por el Sindicato de Estudiantes para el día 26 de octubre en protesta por las nuevas evaluaciones finales de la ESO y Bachillerato, contempladas en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa. 

Asimismo, el resto de las organizaciones integradas en la Plataforma Estatal por la Escuela Pública apoyarán las movilizaciones previstas para ese día, que se concebirá como una “jornada de lucha contra las reválidas, para exigir su eliminación inmediata y definitiva”.

Además de programar manifestaciones en toda España, la citada plataforma pondrá en marcha un calendario de actuaciones conjuntas contra las evaluaciones implantadas por la llamada ‘Ley Wert’, frente a la que muestra su “rechazo absoluto”. Estas acciones se desarrollarán en un “marco global de lucha” que persigue “la derogación de la LOMCE y del resto de contrarreformas educativas”, así como “la reversión total de los recortes sufridos en los últimos años”, según un comunicado emitido por sus miembros.

La huelga del 26 de octubre ha sido convocada por el Sindicato de Estudiantes en respuesta a lo que considera “la mayor agresión contra la educación pública en décadas: la entrada en vigor de las reválidas franquistas”. Sus responsables denunciaron que, tras cuatro años de “recortes salvajes”, el Gobierno del Partido Popular aprovechó los meses de verano para “aprobar por decreto y a escondidas” la norma por la que se regulan las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria y de Bachillerato.

Para esta organización estudiantil, el objetivo es “expulsar fulminantemente del sistema educativo a cientos de miles de jóvenes de familias humildes”. Y es que, según sus argumentos, las ‘reválidas’ que empezarán a aplicarse este curso “suponen multiplicar la actual selectividad por tres, estableciendo un triple filtro” para el alumnado en cuarto de la ESO, en segundo de Bachillerato y para el acceso a la Universidad. 

“A nadie se le escapa quién estará en mejores condiciones para superar estos exámenes: los estudiantes de familias adineradas, con acceso a clases particulares y academias”, criticó este mismo sindicato, que vaticinó que “los jóvenes de familias trabajadoras, los que sufrimos la degradación de nuestros institutos y los recortes” en la educación pública, y “no tenemos posibilidad de pagarnos profesores particulares ni viajes al extranjero para aprender idiomas, nos veremos expulsados del sistema educativo”.

El paro previsto para el 26 de octubre contará con el respaldo de FAEST y CEAPA, que ha convocado a las familias de los estudiantes a secundar la huelga educativa para intentar paralizar la aplicación de las reválidas establecidas por la LOMCE. El objetivo, según explicaron, es “vaciar” los centros docentes, ya que “un ataque como éste no puede pasar sin recibir una respuesta contundente por parte de la comunidad educativa”.

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado recordó que lleva “luchando contra la LOMCE desde que se presentaron las líneas maestras que la iban a sustentar y contra los salvajes recortes en educación impuestos por el actual Gobierno en funciones desde que se empezaron a producir”. 

Además, CEAPA ha presentado un recurso ante la Audiencia Nacional contra el Real Decreto que regula las evaluaciones finales en ESO y Bachillerato, pidiendo “su anulación por considerar que se han aprobado vulnerando el marco legal vigente, y solicitando su inmediata suspensión cautelar, porque de otra manera las reválidas seguirán vigentes y, a día de hoy, deberán ser obligatoriamente realizadas por las administraciones educativas”.