15 de septiembre de 2015

Entrevista al Presidente de la Federación de APAS de La Rioja

«Si nos dejamos, convierten los servicios públicos en negocios y la educación no es un negocio»

  • EDUARDO ROJAS, presidente de FAPA

  • Rojas insiste en que la Lomce no arreglará la enseñanza y en que hay que repensar todo el sistema educativo.

  • Arranca el nuevo curso escolar y profesores y alumnos están ya con los libros bajo el brazo. En este engranaje llamado educación la tercera pata son los padres y, en la escuela pública, FAPA es quien los aglutina: 108 colegios, o lo que es lo mismo, el 97% de la pública. Eduardo Rojas capitanea desde junio la nueva junta directiva, de forma que él también se estrena este curso.
  • ¿Cómo ve FAPA este inicio del curso escolar?
  • Un poco más convulso que en años anteriores por los nuevos cursos en los que se implanta la Lomce y el problema surgido con los libros de texto. Ha provocado un poco de desbarajuste porque muchos profesores han elegido tarde los libros y muchos padres han tenido que comprar absolutamente todos los textos. 
  • ¿Les han llegado quejas de padres y de familias con dificultades económicas para afrontar este inicio de curso?
  • Por supuesto que existen. En nuestras asambleas siempre hay colegios que se quejan. Y aparte están las becas que son bastante escasas y solo benefician a familias con muy pocos recursos. Nosotros seguimos defendiendo la gratuidad de los libros y su reutilización.
  • La semana pasada, el defensor del pueblo pedía precisamente a las administraciones públicas la gratuidad.
  • Hay que destacar también experiencias que son muy positivas como el banco de libros del colegio de Fuenmayor con la colaboración de su Ayuntamiento. Otros se han organizado en mercadillos. Hay equipos directivos de colegios que se han implicado haciendo algunas reservas de libros para familias que puedan tener más problemas... Hay movimientos muy interesantes, pero el impulso a las becas es imprescindible porque, sobre todo, son un mecanismo fundamental para reequilibrar y garantizar la igualdad de oportunidades.
  • Su opinión actual de la Lomce
    La Lomce no va a aportar nada ni va a dar solución alguna a los problemas educativos. Es una ley que ha salido sin consenso. La educación necesita cambios. Por ejemplo, la implicación de las familias. Está demostrado que los colegios que mejor funcionan son aquellos en los que las familias participan. Pero la Lomce no va a arreglar la enseñanza, va a temas más económicos. El sistema educativo tiene que repensarse, no sólo la ley, y ver qué es lo que queremos hacer y qué funciona en otros sitios.
  • Por ejemplo, el modelo finlandés que tanto se alaba.
  • A mí de ese modelo me gustan muchas cosas. Por ejemplo, la participación de la familia y de toda la sociedad en la escuela. Los profesores tienen que estar en contacto con los padres, con el barrio, con la sociedad. Del modelo finlandés se pueden coger muchos aspectos: primero, es público e intenta dar a todo el mundo las mismas oportunidades. Y, segundo, cuando hay problemas procuran atajarlos lo antes posible. Si ven que los resultados en un colegio empeoran, se le dota de más recursos. Aquí es lo contrario precisamente.
  • ¿Qué opinión le merecen los currículos aprobados por la Lomce? ¿Habría que haber dado más peso a otros contenidos?
  • En ESO y Bachillerato apartan el tema humanístico. Pierden peso Dibujo, Artística y se da más peso a asignaturas económicas. Y otros idiomas como el francés quedan fuera. Y sobre Religión, habría que sacarlo de la escuela, pero no el hecho religioso.
  • Todos los partidos ya han anunciado que si hay cambio de gobierno tras las elecciones generales, se suprimirá la Lomce. ¿Al final no se convierte a los chavales en un banco de pruebas?
  • Cualquier gobierno que saque una ley unilateralmente, sea la que sea, aseguro con antelación que va a ser un desastre. La educación no puede ser un asunto en el que no haya manera de que los partidos políticos se pongan de acuerdo. La próxima ley tiene que ser pensada, debatida, estudiada y sin interés de cambiarla a los cuatro años. Si el próximo gobierno cambia la Lomce por otra ley que se invente él sin ningún apoyo, para nosotros, será otro error.
  • Los conciertos de Alcaste y de los bachilleratos, ¿siguen siendo un error?
  • Yo no me voy a meter ni con la concertada ni con la privada. Yo lo que voy a defender es la pública. En el momento en el que se detraigan recursos de la escuela pública para la concertada y privada nos parecerá un error.
  • Pues en los últimos años...
  • Bueno, pues nos parece un error.
  • ¿Tienen previsto hacer algo más?
  • Lo seguiremos denunciando. Otra cosa será que nos hagan caso. Para nosotros, la educación tiene que ser una prioridad pública y con acceso de todos. Incluso que los que estudien en los concertados puedan ir a los públicos, a unos públicos de calidad y para todos.
  • ¿La enseñanza pública está amenazada, en peligro?
  • Estamos en un momento interesante en lo público, tanto en la educación como en otros asuntos. Hemos visto que si nos dejamos, nos van a quitar los servicios públicos y los van a convertir en negocios. Y la educación no debe ser un negocio, debe ser un servicio. Estos intentos de privatizar todo nos han hecho darnos cuenta a los padres de que es algo que tenemos que defender y si lo hacemos bien no tiene por qué estar en peligro. Pero si dejamos que hagan con ella negocietes, pues sí.
  • ¿Hay que movilizarse?
  • Yo soy un ejemplo de eso porque hasta que no he visto que nos podían quitar muchas cosas no he dado el paso. O te movilizas por lo público o lo convierten en un negocio privado. Hay cosas que deberían ser intocables como la sanidad o la educación.
  • ¿Van a llevar a cabo alguna medida contra la zona única de escolarización?
  • Nuestro objetivo es que deberíamos tener un colegio lo suficientemente cerca de casa y lo suficientemente bueno como para no tener que plantearnos a qué colegio va a mi hijo. Y en los casos que no se dé eso habrá que aplicar medidas en esos colegios. ¿Por qué en este colegio no se matricula la gente? Si hay un colegio con problemas, es al que más medios hay que darle. 
  • ¿Qué sucede con la inmigración en las aulas?
  • Es un peligro concentrar la inmigración en un colegio o en unos pocos. La escuela pública es más rica con inmigrantes que sin ellos y es una oportunidad para reflejar la diversidad de la sociedad.
  • ¿Cómo va la relación con el consejero Abel Bayo?
  • Los encuentros con él siempre han sido agradables. Ha sido siempre una persona de trato amable.
  • ¿Y los hechos?
  • Quisiéramos que la Consejería se implicase con la educación pública, que deje de fomentar la concertada. A Bayo le vamos a pedir diálogo con los padres y diálogo con los profesores. No puede ser que todas las medidas que tomen siempre tengan enfrente a una gran mayoría del profesorado. Hay que ponerse de acuerdo, cueste lo que cueste.