11 de mayo de 2015

El cambio de libros afectará a uno de cada tres alumnos el próximo curso

En los currículos entran Sociales, Naturales, Valores, dos tipos de Mates, Religión y Empresa con nuevos temarios. La LOMCE obliga a 33.000 estudiantes de Primaria, ESO y Bachiller de Castellón a comprar manuales de 9 áreas

Una de cada tres familias con hijos en edad escolar de Castellón deberá cambiar los libros de texto el próximo curso. La implantación de la nueva Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) coge en el 2015/16 carrerilla y afectará a los alumnos de los cursos pares de Primaria --2º, 4º y 6º-- y en Secundaria, a los de 1º y 3º, además de los de 1º de Bachillerato, y eso reportará cambios en los manuales de las asignaturas, que en la mayoría de casos cambian de contenidos y currículos.

En la provincia, y atendiendo a las cifras de matriculación de este año, en el 2015/16 el cambio de libros de texto afectará a 33.011 estudiantes, el doble de los 15.000 de 1º, 3º y 5º de Primaria y FP básica que tuvieron que renovar materiales de cuatro materias en el presente curso, que será recordado como el primero de la nueva ley educativa del ministro José Ignacio Wert.

Con la reforma, llegan nuevos manuales de nueve asignaturas que introducirán variaciones en los contenidos, además de en los criterios de evaluación, en todas las áreas, lo que da pie a una renovación del material editorial para volver al cole en septiembre acordes a la nueva normativa.

¿ADIÓS A LA REUTILIZACIÓN? La consecuencia más inmediata, como apuntan desde Fapa Castelló Penyagolosa, “será la imposibilidad de reutilizar muchos de los materiales, lo que encarecerá la cuesta de septiembre a las familias con hijos en los cursos afectados por la LOMCE, después de unos cursos en los que los bancos de libros han funcionado muy bien en muchos centros”, en palabras de Silvia Centelles, presidenta del ente castellonense.

Según la normativa vigente en la ordenación de centros, un manual debe durar al menos seis años, aunque se añadió una excepción ante la adaptación de la LOMCE. La potestad de elegir un material u otro la tienen los centros, y fuentes de estos creen que será casi obligatorio al cambio ante los nuevos contenidos curriculares que impone la legislación, aunque la Conselleria anima a favorecer la reutilización.

En el caso de Primaria, Ciencias Naturales y Ciencias Sociales, asignaturas nuevas que sustituyen a Conocimiento del Medio, son las principales candidatas al cambio, junto a Valores Sociales, alternativa a la Religión que tendrá libro; e Inglés, que se organiza diferente.

En 1º de ESO, la novedad es Valores Éticos; en 3º, las Matemáticas se dividen en aplicadas -dirigidas al itinerario de FP-, y las académicas -Bachillerato-; además de la optativa Iniciación a la Actividad Empresarial y Emprendedora. En Bachillerato, la LOMCE reordena las áreas en Ciencias, Humanidades y Ciencias Sociales, y Artes. H