26 de marzo de 2015

CEAPA exige información sobre las medidas que se van a adoptar respecto de los resultados derivados de las pruebas de tercero de Primaria

CEAPA duda del objetivo real de la realización de las pruebas de 3º de Educación Primaria así como de la publicación de los resultados. El MECD, con el argumento de comprobar el grado de adquisición de competencias, en un escenario de recortes sin precedentes en la educación pública, impone a través de la LOMCE el dudoso objetivo de medir la calidad mediante una prueba común y el oscuro empeño de hacer públicos los resultados.
La LOMCE impone la realización de esta prueba, cuyos resultados podrían servir para tomar decisiones sobre la educación de nuestros hijos e hijas, indicando de una forma poco clara que “de resultar desfavorable esta evaluación, el equipo docente deberá adoptar las medidas ordinarias o extraordinarias más adecuadas.”
CEAPA se opone a que una redacción ambigua en la LOMCE en la que sólo habla de “medidas ordinarias o extraordinarias más adecuadas” pueda suponer la repetición de curso o una nota en el expediente del alumnado que condicione su futuro dentro del sistema educativo.
CEAPA tiene claro que esta prueba no beneficiará en nada a nuestros hijos e hijas, ni a sus centros, y en cambio supondrá una situación de estrés en el normal desarrollo de la vida del centro que dedicará tiempo y metodología en la preparación de los exámenes para mejorar en la posición del ranking, lo que irá en detrimento de su formación integral.
CEAPA se opone a la publicación de estos resultados, como indica la LOMCE, ya que su única finalidad es la de realizar un ranking de centros sin tener en cuenta factores socioeconómicos y socioculturales del contexto, intentando justificar y potenciar la existencia de dos tipos de centros, los públicos y los privados concertados que realizan selección del alumnado, lo que les permite conseguir una buena posición en el ranking, únicamente basada en los resultados de estas pruebas, entrando en una competencia que en nada beneficia al sistema educativo.
CEAPA considera que las Administraciones Educativas disponen de herramientas que permiten abordar programas de mejora, sin exponer a nuestros hijos e hijas a un examen que en nada les beneficia. El impulso de la Inspección educativa, la inversión en formación del profesorado y de las familias, la inversión en dotación de personal, programas de refuerzo que apoyan a las necesidades del alumnado, la disminución de las ratios, la atención y orientación personalizada, los medios para superar desigualdades…. en definitiva, hay muchas herramientas que sí consideramos benefician a la educación de nuestros hijos e hijas, mucho más que la simple, pero también costosa, evaluación a la que se pretende someter al alumnado de 3º de Educación Primaria.
CEAPA, a través de sus federaciones y confederaciones, inicia una campaña para exigir a las autoridades educativas que informen de las instrucciones dadas a los colegios de Educación Primaria sobre las medidas que se van a adoptar en cada centro educativo según los resultados de dicha prueba.
Mediante esta campaña, CEAPA exige que el MECD informe sobre las instrucciones dadas a las distintas Consejerías de Educación y a las Direcciones Provinciales de las Ciudades Autónomas, y que éstas trasladen a los equipos directivos de los centros su obligación de informar en cada Consejo Escolar y a través de los/as tutores/as sobre las medidas que van a adoptar respecto de los resultados de dichas pruebas.
Madrid, 18 de marzo de 2015