10 de noviembre de 2011

CEAPA pide a los gobiernos un compromiso firme con la educación pública

CEAPA insta a los gobiernos autonómicos y al Gobierno de España que se forme tras las elecciones generales del 20 de noviembre a que expresen públicamente su compromiso de invertir en Educación de manera creciente en los próximos años y de respaldar con la financiación necesaria a la educación pública, de manera que las familias podamos confiar en el futuro de nuestros hijos e hijas.

La Confederación hace este llamamiento, tras la reunión de presidentas y presidentes de las 42 federaciones de APAS de todo el Estado, integradas en CEAPA, y que se celebró el pasado sábado en Madrid.

En esa reunión, los representantes de las federaciones de asociaciones de madres y padres mostraron su preocupación por las consecuencias que tendrán los recortes presupuestarios en la calidad del sistema educativo público y sus efectos sobre la igualdad de oportunidades de todos los niños y niñas.

Estas federaciones territoriales integradas en CEAPA recogen a diario en los centros educativos públicos la inquietud de la mayoría de las madres y los padres por los recortes presupuestarios, la reducción y desaparición de programas y actividades, el aumento del número de alumnos por aula, la pérdida de días lectivos en las comunidades donde se convocaron huelgas y la preocupación sobre cómo afectarán a sus hijos las huelgas que los sindicatos tienen previsto convocar a lo largo del curso escolar, como consecuencia de las políticas educativas de algunos gobiernos autonómicos.

Este conflicto educativo genera mucha incertidumbre en la sociedad, instala un ambiente de desánimo demoledor en los centros educativos, suscita desconfianza en el futuro por parte de las familias, y reduce las expectativas de nuestros hijos e hijas en su devenir escolar y futuro laboral.

CEAPA culpa de esta situación en gran medida a algunos gobiernos autonómicos que ejercen sus funciones con una actitud poco dialogante, y alimentan con ello huelgas y protestas respaldadas por amplios sectores de la comunidad educativa, incluso de diferentes tendencias ideológicas.

Liderazgo del Ministerio de Educación

CEAPA espera que el Ministerio de Educación que se forme tras el 20 de noviembre, con la legitimidad que otorga una reciente elección popular, ejerza el liderazgo que le corresponde legalmente y obligue a las comunidades autónomas a reconsiderar algunas de sus decisiones, para facilitar así la superación del mayor conflicto educativo de las últimas décadas.

En un nuevo marco de actuación, el nuevo Gobierno de España y los gobiernos autonómicos deberán adoptar el compromiso de invertir en Educación de manera creciente durante los próximos años, así como de garantizar la calidad de la educación pública con inversiones suficientes, de manera que toda la comunidad educativa y la sociedad puedan recuperar la confianza. Sin este compromiso, ligado a decisiones concretas, será imposible cimentar cualquier recuperación económica.

CEAPA  confía en que, dada la gravedad de la situación socioeconómica actual, el nuevo Gobierno muestre un compromiso firme con la escuela pública. No debe escaparse a ninguna Administración pública las ventajas que tiene para la sociedad una escuela pública fuerte, como la cohesión social, que permite el ascenso social de las clases más desfavorecidas, o la cohesión territorial, pues en el ámbito rural sólo hay centros educativos públicos.

Esta confederación se pregunta si, para salir de la crisis con la mayor rapidez posible y alcanzar además los objetivos educativos que marca la Unión Europea, España puede prescindir en estos momentos de un instrumento tan importante como la educación pública, o dejar de invertir en programas y profesionales que atienden al alumnado más que más lo necesita, y que forma parte del grueso de las estadísticas sobre fracaso y abandono escolar.