7 de noviembre de 2010

Las competencias básicas y las TIC

Las TIC se han convertido en excelentes herramientas para poder desarrollar todas las competencias básicas y no sólo la que afecta al tratamiento de la información y competencia digital.  Unas y otras, TIC y competencias, se complementan para desarrollar proyectos que conjunten lo mejor de cada apartado.


Si no se suman, se restan la una a la otra. En la actual sociedad globalizada, hay que tener mucho tiento con lo que uno expresa, a quién se lo comunica , precaución con las imágenes que se suben a internet… ya que globalización es sinónimo de interculturalidad. Y esto último trae consigo que los alumnos han de saber identificar los signos de otras culturas y, sobre todo, descifrarlas.

Y a esto último viene a ayudar las competencias básicas. Su desarrollo en el currículo escolar es una garantía de que el alumnado será capaz de expresarse correctamente, que sabrá explicarse bien, que es apto para hacer llegar la información a su interlocutor al mismo tiempo que las TIC se convierten en una ventana a un mundo donde no todos piensan igual que uno.

Esta conjunción de intereses  demuestra que las TIC no sirven de nada si la base, las competencias básicas, no está bien asentada y excelentemente desarrollada: la herramienta no sirve de nada si el alumnado no es capaz de dotarla de contenidos que vienen dados por la asunción de otras partes del desarrollo que ahora parecen olvidadas (por ejemplo, la oratoria, la elocuencia, la dicción… en fin ser capaz de explicar un tema para convencer al oponente).

En esencia, comunicarse es lograr que los demás nos entiendan. Y para lograrlo, tenemos que ayudar al alumnado desde la corresponsabilidad bidireccional entre la familia y el cuerpo docente, una situación que actualmente no tiene reflejo ni en la vida real ni entre las Administraciones Públicas, y aportando el sentido común que nos aportó la cultura clásica, para acabar con el sentido lúdico de las herramientas TIC, con el ‘corta y pega’ que abundan en los trabajos…

Pero sobre todo, el sentido común nos sirve para lograr expandir la idea de que el mundo online no es más que una extensión del mundo real, el mundo offline, y para convencer  a todos los integrantes del mundo educativo que la, momentánea, desventaja que padece el cuerpo docente respecto a sus alumnos en el apartado de las TIC no es apreciable desde el momento que un profesor es consciente de que sabe aportar un plus de conocimiento a sus alumnos que éstos desconocen (por mucho que presuman de su poderío en el manejo de las herramienta TIC): didactismo, elocuencia, expresión…