14 de noviembre de 2010

Clausura del VII Encuentro Estatal de CEAPA

El Ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha instado a la sociedad a abandonar una visión pesimista del sistema educativo con permanentes descalificaciones, frente a las que ha propuesto un juicio equilibrado. El análisis del sector educativo dice que hay cosas que van mal y otras que van bien, por lo que ha reclamado, durante la clausura del VII Encuentro Estatal de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) en el Parador San Marcos de León, que no se hable mal del sistema diciendo que es un desastre y que no hay posibilidades de avanzar.


Lejos de cualquier tipo de discurso catastrofista sobre la educación, el Ministro de Educación Ángel Gabilondo abogó por construir un alegato de expectativas que sirva para mejorar la enseñanza en este país, asumiendo que existen diferencias territoriales entre las comunidades autónomas. Aunque sí lamentó que lamentó que el Gobierno no haya podido llegar a acuerdos con Madrid y Valencia para digitalizar sus centros (si bien ha asegurado que tenderá la mano a estas comunidades para que se adhieran al plan), consideró que la estrategia Escuela 2.0 servirá para democratizar las aulas, ya que las nuevas tecnologías igualan las oportunidades de los alumnos y alumnas con independencia de su lugar de residencia.

Gabilondo aseguró que la Administración central ha entregado ya 500.000 portátiles, aunque manifestó que esta distribución no es lo más importante, porque declaró que el programa busca una nueva manera de aprender. Destacó los más de cien mil profesores que han recibido una formación complementaria en tecnología y significó que sean los propios docentes quienes estén desarrollando materiales didácticos digitales para avanzar en el nuevo método de enseñanza. 

Del mismo modo que ha rechazado discursos negativos, Gabilondo asume que hay asignaturas pendientes en el sistema educativo como son el abandono y el fracaso escolar, aspectos del que, según ha dicho, no se puede estar orgulloso.

Gabilondo ha remarcado que España tiene la enorme suerte de tener una pluralidad de modos de espacios afectivos familiares, ya sean modelos de parejas distintas, monoparentales o parejas no parentales. Es por ello que Gabilondo ha mostrado su rechazo a la lectura patrimonial de la familia durante su intervención, donde ha señalado a los hogares como un elemento clave y decisivo en la educación del alumnado.

El ministro defendió incrementar todo lo que sea la política de afectos para atajar el abandono y el fracaso escolar. El afecto es determinante, recordó el ministro a los padres durante la clausura del VII Encuentro Estatal de CEAPA. «Querer es la clave para el éxito educativo», explicó Gabilondo, quien defendió la pluralidad de la familia y criticó a quienes se apropian de esta palabra queriendo hacer una lectura patrimonial de ella.

Así, la familia es decisiva al margen de las formas, porque independientemente de la pluralidad en ella se generan espacios de afecto y convivencia para los chavales.

9 de noviembre de 2010

La implantación de la inteligencia colectiva

Que ahora se ponga de moda denominaciones como la ‘inteligencia colectiva’ no significa que la revolución de las TIC haya comenzado ahora o el año pasado. No. El reto de las TIC en el entorno educativo empezó hace 25 años y ahora desemboca en el Proyecto Escuela 2.0, un proyecto de integración de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) en los centros educativos, que contempla el uso personalizado de un ordenador portátil por parte de cada alumno o alumna de España.



El objetivo supone poner en marcha las aulas digitales del siglo XXI, aulas dotadas de infraestructura tecnológica y de conectividad, tal y como lo expresa Antonio Pérez Sanz, director de Instituto de Tecnologías Educativas del Ministerio de Educación (ITE) y experto en contenidos educativos y de formación del profesorado.

Dicho proyecto está conformado por cinco nuevos paradigmas educativos:
-          Aprender a lo largo de la vida
-          Aprender a aprender por cuenta propia
-          Alfabetización digital
-          Nuevos entornos digitales de aprendizaje
-          Un aprendizaje colaborativo en grupo

A su vez, estos paradigmas desembocan en los cuatro principales verbos que conforman una nueva realidad, tanto social como educativa: Ser (el autoconocimiento, el control emotivo), Saber (informarse, ser crítico), Hacer (motivación, aprender construyendo) y Convivir (desde el respeto a los demás).

Esa realidad sociológica es inimaginable si no se sustenta sobre las ocho competencias básicas que el cuerpo docente debe transmitir a su alumnado para construir a las personas del futuro, las cuales debieran dominar el trabajo corporativo, el trabajo con el conocimiento y, sobre todo, el trabajo en sociedad y con la sociedad que les rodea.

Evidentemente, para llegar a la Escuela 2.0, donde las TIC serán un recurso añadido para todos y cada uno de los alumnos del centro, hay que superar muchas dificultades. Entre las mismas, superar la actual brecha digital, mejorar las condiciones organizativas de los centros, así como sus barreras arquitectónicas de unos centros basados en la estructura fabril del siglo XIX, mejorar la formación de un profesorado que pone más voluntad que interés, adecuar el material educativo actual y presentarlo en formato digital, la tecnofobia de muchos participantes en el mundo educativo(políticos, profesores, familias) y la, momentánea, falta de creación de comunidades digitales que sirvan de apoyo tanto a alumnado y cuerpo docente, como a familias.

Para superarlo, las Administraciones Públicas proponen los siguientes puntos de trabajo:

Aulas digitales. Dotar de recursos TIC a los alumnos y alumnas y a los centros: ordenadores portátiles para alumnado y profesorado y aulas digitales con dotación eficaz estandarizada.
Garantizar la conectividad a Internet y la interconectividad dentro del aula para todos los equipos. Posibilidad de acceso a Internet en los domicilios de los alumnos/as en horarios especiales.
Promover la formación del profesorado tanto en los aspectos tecnológicos como en los aspectos metodológicos y sociales de la integración de estos recursos en su práctica docente cotidiana.
Generar y facilitar el acceso a materiales digitales educativos ajustados a los diseños curriculares tanto para profesores y profesoras como para el alumnado y sus familias.
Implicar a alumnos y alumnas y a las familias en la adquisición, custodia y uso de estos recursos.

Sólo de esta manera lograremos que la escuela fabril del siglo XIX se transforme en una Escuela 2.0 que no vive de espaldas a la sociedad en la que está ubicada.


8 de noviembre de 2010

Las TIC con seguridad

En los últimos diez años se ha producido una revolución que, a pasos de gigante, ha transformado radicalmente el paisaje de la educación española. El avance en la implantación de las TIC ha acelerado enormemente un cambio que afecta a todos los participantes: alumnado, cuerpo docente y familias. Todos juntos, de la mano o no, estamos en medio de un tornado que, sí o sí, altera el paisaje no sólo educativo sino el social también.



Porque, lo queramos o no, el futuro de la educación, a nivel global, pasa por las TIC. Y este cambio acontece ya todos los días, es presente, y no es una impresión de futuro (no va a ocurrir mañana, está sucediendo hoy). Y llegará con la implantación de artilugios tecnológicos que ni nos imaginamos hoy pero cuyo alcance ya se prevé en los ‘think tank’ más avanzados del mundo.

Pero este panorama no es tan benevolente como parece, y menos aún si no dominamos el escenario en el que se desarrolla: ¿o acaso alguien se atreve a pilotar un coche de Fórmula 1 sin tener la preparación mínima, sin hacer caso de las advertencias de aquellos que sí saben pilotarlo y conocen su potencia al dedillo?

De ello nos advierte Pablo Pérez San José, gerente del Observatorio de Seguridad de la Información del Instituto Nacional de Tecnología y Comunicación (INTECO) y reconocido especialista en seguridad y redes sociales: para obtener el máximo aprovechamiento de las TIC hay que conocer los riesgos que conlleva su uso.

Las nuevas generaciones de jóvenes españoles han crecido rodeadas por las TIC y por ello, internet y sus alrededores no es una opción sino casi un derecho y una obligación: ¿o acaso no han probado a instalar un pecé en su hogar sin que éste tenga acceso a internet?  Por ello y por responsabilidad, y porque el 75% de la juventud española no concibe la vida sin internet, todos los participantes no sólo en su entorno educativo sino el afectivo-social también, debemos construir sobre la prevención y la alerta que el uso de las TIC conlleva, sin minimizar en ningún caso cualquiera de los peligros que les acecha ni minusvalorar nunca las quejas que ellos elevan sobre sus tropiezos digitales.

Pero antes de alertar sobre los peligros que preocupan a las familias, Pablo Pérez incide en un aspecto de las TIC que está muy desvirtuado actualmente: las niñas y niños españoles no acceden a internet sólo por la pantalla del ordenador de casa, sino que, cada vez más, el uso de potentes móviles  y consolas de videojuegos con acceso a la red les permite realizar los mismos usos que en su casa: descargas online de productos varios (audio, vídeo), mensajería instantánea, subida de imágenes, etc…

Partiendo de la base de que el 16% de las familias españolas piensa que no hay riesgo alguno en la utilización de internet, es evidente que los organismo, públicos o no, han de asumir una labor informativa y ofrecer respuestas, a la par que análisis, sobre los riesgos más significativos que produce un uso continuo de internet (sea  1 hora a la semana o las actuales 15 horas a la semana que los jóvenes dicen pasar en internet).

Los riesgos más habituales que actualmente puede acontecer a un usuario de la red (pero sobre todo a la juventud entre 10 y 18 años) son: el uso abusivo y la adicción a internet, el acceso a contenidos inapropiados, ciberbullying (acoso psicológico entre iguales), grooming (acoso de un adulto a menores con finalidad sexual), malware o amenazas técnicas varias (spam, correo basura) y riesgos para la privacidad e intimidad, honor y la propia imagen. Aunque la incidencia es porcentualmente baja, la repercusión mediática que producen es brutal y sólo aquellos asuntos que afectan a la temática sexual son los que ponen en guardia a las familias.

Y aunque los jóvenes son más conscientes que sus propias familias de los riesgos que les pueden abordar al adentrarse en internet, el hecho de que, como resalta Pablo Pérez San José, el 85% de los menores no sabría qué hacer ante un peligro real con el uso de internet y de que ¡sólo el 1%! acudiría a sus familias para pedir ayuda, pone en evidencia que, tanto los nativos digitales como los emigrantes digitales, hemos de seguir las recomendaciones que diferentes Administraciones Públicas y organismo públicos hacen sobre el uso de internet. Y por encima de estos mensajes (llenos de sentido común, por cierto) está el consejo troncal que sustenta a las demás advertencias: hemos de transmitir a los menores la confianza necesaria para que, en caso de peligro, acudan raudos a la familia a pedir ayuda.

7 de noviembre de 2010

Las competencias básicas y las TIC

Las TIC se han convertido en excelentes herramientas para poder desarrollar todas las competencias básicas y no sólo la que afecta al tratamiento de la información y competencia digital.  Unas y otras, TIC y competencias, se complementan para desarrollar proyectos que conjunten lo mejor de cada apartado.


Si no se suman, se restan la una a la otra. En la actual sociedad globalizada, hay que tener mucho tiento con lo que uno expresa, a quién se lo comunica , precaución con las imágenes que se suben a internet… ya que globalización es sinónimo de interculturalidad. Y esto último trae consigo que los alumnos han de saber identificar los signos de otras culturas y, sobre todo, descifrarlas.

Y a esto último viene a ayudar las competencias básicas. Su desarrollo en el currículo escolar es una garantía de que el alumnado será capaz de expresarse correctamente, que sabrá explicarse bien, que es apto para hacer llegar la información a su interlocutor al mismo tiempo que las TIC se convierten en una ventana a un mundo donde no todos piensan igual que uno.

Esta conjunción de intereses  demuestra que las TIC no sirven de nada si la base, las competencias básicas, no está bien asentada y excelentemente desarrollada: la herramienta no sirve de nada si el alumnado no es capaz de dotarla de contenidos que vienen dados por la asunción de otras partes del desarrollo que ahora parecen olvidadas (por ejemplo, la oratoria, la elocuencia, la dicción… en fin ser capaz de explicar un tema para convencer al oponente).

En esencia, comunicarse es lograr que los demás nos entiendan. Y para lograrlo, tenemos que ayudar al alumnado desde la corresponsabilidad bidireccional entre la familia y el cuerpo docente, una situación que actualmente no tiene reflejo ni en la vida real ni entre las Administraciones Públicas, y aportando el sentido común que nos aportó la cultura clásica, para acabar con el sentido lúdico de las herramientas TIC, con el ‘corta y pega’ que abundan en los trabajos…

Pero sobre todo, el sentido común nos sirve para lograr expandir la idea de que el mundo online no es más que una extensión del mundo real, el mundo offline, y para convencer  a todos los integrantes del mundo educativo que la, momentánea, desventaja que padece el cuerpo docente respecto a sus alumnos en el apartado de las TIC no es apreciable desde el momento que un profesor es consciente de que sabe aportar un plus de conocimiento a sus alumnos que éstos desconocen (por mucho que presuman de su poderío en el manejo de las herramienta TIC): didactismo, elocuencia, expresión…

6 de noviembre de 2010

La Escuela 2.0. El papel del padre y la madre

Que los alumnos y alumnas de nuestros centros educativos sepan más en el ámbito de las TIC que sus profesores, o incluso más que sus familias, no debiera ser motivo de preocupación para ellos, puesto que el diestro desarrollo de estas herramientas no implica que el alumnado sepa comunicarse correctamente con su entorno.


Esta es una de las nociones básicas que ha impartido la clase magistral de Robert O’Dowd, profesor de la Universidad de León,  quien ha insistido –dentro del VII Encuentro Estatal de CEAPA- que lo más importante son las competencias de escritura, lenguaje, análisis y evaluación de información, no unas herramientas que, posiblemente, con el paso del tiempo pueden quedar caducas (véase, por ejemplo, de MySpace, Second Life o Messenger.

El actual sentido de la circulación de contenidos (desde abajo a arriba, y no de arriba hasta abajo como sucedía antaño) otorga mayor poder a la presente implantación de las competencias básicas, de todas y no sólo la que implica una competencia digital, para así conseguir un desarrollo pleno de las cualidades más sobresalientes de la web2.0: interacción, participación, intermodalidad, colaboración, comentarios y, sobre todo, poder compartir la información de tal modo que el receptor no reciba un mensaje tergiversado.

La conformación de esta ‘inteligencia colectiva’ que es internet ahora mismo tendrá un mayor sentido si nuestros hijos e hijas, además de dominar las herramientas en sí mismas, poseen el don de expresarse, de trabajar en línea con el mayor tino posible.

Y esto, que efectivamente afecta al mundo real, también abarca al mundo educativo, a la Escuela 2.0. Las TIC están aquí para quedarse, esto está fuera de cuestión, pero el problema de la falta de formación por parte de la mayoría del profesorado y la falta de interés por parte de muchas familias conlleva que no se saben desenvolver en el medio, se desconoce cómo ubicarlas en un entorno donde se corre el peligro de que, por culpa del rápido abaratamiento de costes de la tecnología, ya no se hable de la falta de tecnología sino del exceso de la misma.
La preparación del cuerpo docente es la base troncal que puede proporcionar al alumnado no sólo la oportunidad de manejar unas herramientas más allá de su sentido lúdico, sino de que todo el que se sumerja en el ámbito de las TIC consiga trabajar/cooperar/ver más allá de su entorno educativo físico (la clase, el colegio, su comunidad) y se pueda acercar a alumnos de otros países (sean de su misma lengua o no), participar en foros multidisciplinares o recibir opiniones de profesores con otras formaciones académicas.

Esta colaboración online aporta una apertura de visión que es consustancial a la expresión en sí misma: cuanto mejor sepa comunicarse el alumnado, la información llegará de mejor forma y, en consecuencia, le proporcionará a aquél la oportunidad de empatizar, de situarse en la piel de aquel que recibe la información.

Dicho bucle sin fin sólo podrá ser si la coordinación entre las Administraciones Públicas se convierte en la posibilidad real de que los libros de texto digitales, las herramientas de las TIC (pizarras digitales, netbook, plataformas digitales…) entran en el aula al mismo tiempo que el cuerpo docente recibe las herramientas necesarias para manejarlos y, sobre todo, reciban el mensaje de que las herramientas no es lo sustancial sino el ‘know how’ sobre las mismas: de qué le sirve al alumnado, enfatiza Robert O’Dowd, saber manejar internet s no saben dónde buscar la información, no tiene ni idea de qué contenidos poner en el ‘power point’, si desconoce cómo utilizar los recursos online, si se ven incapaces de aportar un valor añadido a su trabajo mediante los ‘feedback’, etc… Si no se produce esa conjunción de intereses, necesaria a la par que vital, las TIC se quedarán, simplemente, en una aparataje lúdico y lustroso como las consolas que palpitan en las habitaciones de los niños y niñas de este país. Y poco más.

VII Encuentro Estatal de CEAPA (II)

Las TIC han irrumpido en las aulas de nuestros hijos e hijas, impulsadas por el programa Escuela 2.0 y por el empuje tecnológico que inunda a nuestra sociedad e este comienzo de siglo.

En todos los ámbitos de la educación, nuestros alumnos y alumnas necesitan adquirir la competencia básica en este campo del saber para poder utilizar estas tecnologías con el fin de desenvolverse con soltura en la sociedad del conocimiento.

Pero, ¿está adaptada la institución escolar y el profesorado a esta nueva realidad? Creemos que no y que tantos unos como otros –además de las familias- van por detrás de los ahora denominados ‘nativos digitales’, puesto que nuestros hijos e hijas han nacido y crecido con las TIC.

Es por ello que en este encuentro hablaremos de la necesidad de acelerar la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación en los centros educativos públicos, al mismo tiempo que impulsar la formación del profesorado y adaptar todo el entorno escolar, para evitar que aumente una ‘brecha digital’ que no hace otra cosa que aumentar las desigualdades sociales.

La reflexión y la elaboración de propuestas que se elevarán al conjunto de la comunidad educativa se sumarán a otros análisis sobre la protección de los menores en la red o la creación de entornos informáticos seguros en el ámbito escolar.

5 de noviembre de 2010

Apertura del VII Encuentro Estatal de CEAPA


FAPA-Rioja acude al VII Encuentro Estatal de CEAPA que, bajo el lema ‘Escuela 2.0. El reto de las tecnologías de la información  y la comunicación en el sistema educativo’, se celebrará en León durante los días 5, 6 y 7 de noviembre.

Organizado por la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), con la colaboración de la Federación de APAS de León (FELAMPA), en el encuentro participarán más de un centenar de representantes de federaciones de APAS de la escuela pública de España.

Los asistentes analizarán el uso de las redes sociales, la protección de los menores y la creación de entornos informáticos seguros en el ámbito escolar. Asimismo, las familias plantearán la importancia de acelerar la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación en los centros educativos públicos, e impulsar, en paralelo, la adaptación del profesorado y de la organización escolar a la sociedad de la información y el conocimiento. Para ello, diversos ponentes darán respuesta a estas –y otras muchas más- preguntas a lo largo del fin de semana.

En el acto inaugural intervendrán Dña. María del Pilar González García, directora general de Calidad e Innovación de la Consejería de Educación de Castilla y León, D. Marcos Martínez Barazón, diputado de Cultura de la Diputación de León, D. Francisco Fernández Álvarez, alcalde de León, D. Pedro Rascón Macías, presidente de CEAPA y D. Asterio Gaitero Alonso, presidente de la Federación de APAS de León (FELAMPA).  

El sábado intervendrán expertos de reconocido prestigio como D. Robert O'Dowd, profesor de la Universidad de León, D. Pablo Pérez San José, gerente del Observatorio de Seguridad de la Información del Instituto Nacional de Tecnología de la Comunicación (INTECO), D. Tomás Castro Alonso, presidente de la Asociación de Empresarios de Tecnología y Comunicación de Castilla y León (AETICAL), y D. Antonio Pérez Sanz, director del Instituto de Tecnologías Educativas del Ministerio de Educación. 

El ministro de Educación, D. Ángel Gabilondo, intervendrá en el acto de clausura del domingo 7 de noviembre. El ministro escuchará también las conclusiones elaboradas por los distintos grupos de trabajo que se formarán en este VII Encuentro Estatal de CEAPA.