29 de abril de 2016

Situación actual de la enseñanza de Ciencias de la Computación (CC) en España

El presente informe ha sido elaborado por Google junto a la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y Everis y tiene como objetivo analizar la situación actual de la enseñanza de Ciencias de la Computación (CC) en España para niños y niñas de entre 6 y 16 años. Este informe propone una serie de recomendaciones para la introducción, expansión y mejora de la enseñanza de esta materia en el corto y medio plazo. 

Este estudio continúa con la línea de actuación comenzada por Google en Estados Unidos con el lanzamiento de dos estudios: 

  • Searching for Computer Science: Access and Barriers in U.S. K-12 Education 2015
  • Women Who Choose Computer Science – What Really Matters 2014

El presente informe analiza el grado de conocimiento existente sobre las CC y el estado de su enseñanza en Educación Primaria y Secundaria en España; en concreto, por los grupos clave en la Educación Primaria y Secundaria (padres y madres, estudiantes, directores de centros educativos y docentes), la importancia que le dan los niños y niñas a las CC para su futuro y su percepción e interés. 

Además, el estudio analiza las oportunidades actuales que tienen los niños y niñas para estudiar CC, identificando las principales barreras existentes, así como las fortalezas del sistema educativo español, tanto en la educación formal como no formal.


Las principales conclusiones sobre el estado de la enseñanza de las CC se han obtenido a partir de la realización de encuestas, entrevistas telefónicas y grupos de trabajo con profesores, padres y madres y alumnos. Igualmente, se ha contado con la colaboración de expertos en la materia en las diferentes fases del estudio. 

Existe un desconocimiento generalizado en nuestra sociedad sobre qué son las CC y qué materias engloba. En torno al 60% de los encuestados (padres y madres y alumnos/as) confunden la educación en CC con alfabetización o competencia digital. Sólo un 0,6% de los encuestados conoce qué son exactamente las CC. Este desconocimiento es uno de los factores críticos a abordar para fomentar el estudio de las CC por los y niñas y jóvenes, ya que dificulta enormemente entender su importancia y el valor de su aprendizaje desde edades tempranas. 

El estudio de las CC en Educación Primaria y Secundaria se está introduciendo recientemente en algunos centros educativos y Comunidades Autónomas, pero no ha sido todavía incluido en el currículo escolar en la mayoría de casos. Como resultado, el número de niños y niñas que a día de hoy estudian CC es todavía pequeño. De todos los niños y niñas entre 6 y 16 años encuestados, sólo un 5% de los estudiantes de Primaria y un 16% de Secundaria afirman utilizar sus dispositivos TIC para programar, y menos del 25% conocen algún lenguaje de programación. 

Tanto los padres y madres como los niños y niñas tienen una percepción positiva sobre las CC. La mayoría de los encuestados consideran las CC como una materia creativa e importante para el futuro, ya que será esencial en muchas profesiones y, por consiguiente, debería formar parte de la educación formal en centros escolares. Sin embargo, existe la percepción, tanto por parte de los padres y madres como de los alumnos, de que las CC son una materia demasiado complicada de estudiar y sólo accesible para alumnos con muy buenos expedientes académicos.  

Los padres y madres muestran una actitud ambivalente en relación al aprendizaje de las CC por parte de sus hijos e hijas, ya que pese a considerarlo importante para el medio y largo plazo, en el corto plazo hay un porcentaje significativo de ellos (32%) que muestran reticencias, especialmente para su aplicación en la etapa de Educación Primaria. Esto se debe al desconocimiento existente acerca de las CC y los beneficios de su aprendizaje, junto a otros tres motivos principalmente: se percibe como una materia compleja y no adecuada para esta franja de edad; existe una preocupación creciente por el excesivo tiempo que algunos menores dedican al uso de los dispositivos digitales y de Internet; y por último, impacta la preocupación acerca de la ciberseguridad y el uso seguro de Internet y los dispositivos digitales. 

La mayoría de los niños y niñas muestran interés en estudiar CC. Este interés se incrementa cuando los niños y niñas han comenzado a dar clases de alguna materia relacionada con las CC, por lo que es recomendable promover iniciativas que acerquen los contenidos de las CC a los estudiantes y faciliten su iniciación en la misma. 

La percepción de la importancia de las CC, las habilidades necesarias para su aprendizaje o la probabilidad de necesitarlas en el futuro no muestra diferencias por género, es la misma tanto para niños como para niñas. No obstante, las niñas muestran menos interés real en estudiar las CC, y perciben en menor medida que los chicos que sus padres y madres les consideran capaces de cursar estudios de tecnología. 

Con carácter general, los alumnos españoles disponen de la infraestructura necesaria para poder realizar actividades relacionadas con las CC (existe una alta penetración en el uso de dispositivos TIC y el acceso a Internet está ampliamente extendido). Sin embargo, los jóvenes únicamente son usuarios de estos dispositivos pero no adquieren conocimientos ni habilidades en CC. 

Los casos en los que se ha introducido las CC en la educación formal, han demostrado que es un proceso complejo que requiere de una formación adecuada por parte de los docentes, dotándoles de la preparación necesaria para impartir la materia, tanto en contenidos como en didáctica. Dicha capacitación debe considerarse como un paso previo esencial para la integración de las CC en el currículo educativo.


Google, junto a la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y Everis, ha desarrollado este informe con el fin de analizar la situación actual de la enseñanza de las CC para niños y niñas entre 6 y 16 años en España. Además, se proponen una serie de recomendaciones para la introducción, expansión y mejora de la enseñanza de esta materia en el corto y medio plazo.

Las siguientes recomendaciones se han construido partiendo de las barreras y fortalezas identificadas a lo largo del estudio. Las recomendaciones van dirigidas a: Administraciones Públicas, centros educativos y docentes, padres y madres, alumnos/as e industria. 

Mejorar el conocimiento y entendimiento existente sobre las CC se configura como un requisito imprescindible para garantizar el éxito de cualquier iniciativa relacionada con el fomento de la educación en las CC. 

Difundir entre los padres y madres los beneficios reales que aporta el aprendizaje en las CC a los niños y niñas, centrándose principalmente en las habilidades y competencias que se desarrollan y que, en un futuro, les permitirán mejorar su acceso al mercado laboral, independientemente de la profesión o sector al que se quieran dedicar. 

Establecer un marco de consenso entre los agentes clave sobre la hoja de ruta a seguir para introducir las CC en el currículo educativo, tanto en Educación Primaria como Secundaria. Familias y educadores han apuntado la necesidad de integrar curricularmente la enseñanza de las CC, ya que de otro modo de traslada una percepción de menor importancia y prioridad respecto a otras enseñanzas. 

Incentivar y apoyar el desarrollo profesional de los actuales y futuros docentes en el ámbito de las CC, diseñando itinerarios y contenidos específicos tanto para la formación continua como inicial del profesorado. 

Articular espacios y mecanismos de colaboración que permitan la participación de los profesionales dedicados a las CC en la educación de estudiantes y formación del profesorado. Además de ser una de las medidas apuntadas por los alumnos/as para incrementar su conocimiento e interés por las CC, conviene destacar que algunas de las iniciativas de referencia en Europa aplican modelos en los que la colaboración de profesionales del sector supone un apoyo adicional para los educadores. 

Dado el desconocimiento existente acerca de las CC, sus profesiones y su aplicación práctica, es recomendable contar con la participación de colegios profesionales, asociaciones, universidades, empresas y otras organizaciones de la industria TIC en la promoción y apoyo al estudio de las CC. 

Promover las actividades de las CC entre alumnos jóvenes, acercando los usos prácticos y perfilando las CC como una materia creativa y colaborativa. El informe muestra que el interés de los jóvenes por las CC se incrementa de manera clara una vez han realizado actividades de aprendizaje de las CC. 

Minimizar la brecha de género existente, incrementando la participación de las niñas en actividades relacionadas con las CC. De este modo, se igualarían las oportunidades de participación tanto de niños como de niñas en este ámbito. 

En la estrategia de integración de las CC en la educación formal, apoyarse en la experiencia de iniciativas en educación no formal con el objetivo de evaluar la eficacia de los diferentes enfoques y metodologías aplicadas en la enseñanza de CC, así como en el diseño de contenidos.

25 de abril de 2016

Subvenciones a APAS (Consejería de Educación)

Subvenciones a Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de centros docentes no universitarios, para el desarrollo de actividades formativas

Beneficiarios
Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de centros docentes no universitarios de la Comunidad Autónoma de La Rioja, legalmente constituidas e inscritas en el correspondiente registro.
Máximo de actividades subvencionables
Cada Asociación podrá solicitar subvención para un máximo de tres actividades. En caso de solicitar subvención para más de tres actividades únicamente se tendrán en cuenta las tres primeras.
Actividades subvencionables
Aquellas encaminadas a la formación de padres/madres en la educación de sus hijos, o dirigidas a los alumnos, que se lleven a cabo en el período comprendido entre el 1 de septiembre de 2015 y el 15 de julio de 2016, ambas fechas incluidas
Dichas actividades estarán relacionadas con las finalidades a las que se refiere el artículo 5 del Real Decreto 1533/1986, de 11 de julio, por el que se regulan las asociaciones de padres de alumnos, o con la realización de viajes o estancias de carácter educativo.
No se valorarán ni obtendrán subvención:
  • Actividades que ya estén desarrolladas en Programas Institucionales promovidos por Organismos Oficiales.
  • Actividades lúdicas de cualquier naturaleza.
  • Cualquier tipo de actividad deportiva.
  • Organización de fiestas, comidas o banquetes.
  • Actividades incluidas dentro de la Programación General Anual de los centros o que supongan el establecimiento de clases complementarias o actividades directamente relacionadas con los currículos escolares que se impartan en el centro educativo.
  • Cualquier gasto de inversión en infraestructuras o equipamiento.
  • Adquisición de materiales o fondos bibliográficos.
  • Gastos originados por desplazamientos y locomoción que no puedan justificarse mediante facturas de terceros.
  • Gastos en orlas de fin de curso o cualquier tipo de obsequios, homenajes, despedidas de padres, alumnos, profesores, trofeos y premios.
  • Gastos corrientes de funcionamiento no vinculados directamente a las actividades para las que se solicita subvención.
  • Gastos bancarios o financieros o para el pago de descubiertos bancarios.
  • Gastos de comedor escolar o de cuidado de los alumnos antes o después de las clases, así como los considerados como transporte escolar regular.
  • Gastos de seguros que no estén directamente relacionados con las actividades formativas para las que se solicita subvención.
  • Gastos en servicios de apoyo a la labor de los centros educativos, tales como psicólogos, logopedas, impresión de notas, etc.
  • Realización de cualquier tipo de viajes o estancias con duración superior a un día.
  • Becas y similares.
  • Asistencias a proyecciones de películas.
  • Visitas, entradas, viajes a parques de atracciones y similares.
Más info en: http://www.larioja.org/oficina-electronica/es?web=000&proc=11129

LA ESCUELA SALVAJE: APRENDER EN LA ERA DE LA INFORMACIÓN

"Internet aporta ahora una gigantesca mezcla cultural de saberes, rumores y creencias de todo tipo, una especie de escuela salvaje que prescinde de la escuela oficial y en la que se están informando y formando las nuevas generaciones." Edgar Morin

Manuel Castells, una de las personas que mejor conoce las características de la era de la información, afirma que "Como sucede con cualquier cambio tecnológico transcendental, los individuos, las empresas y las instituciones que lo experimentan se sienten abrumados por él, debido a que desconocen cuáles serán sus efectos."
Godzilla. Foto by Tom Simpson 
https://www.flickr.com/photos/randar/17622123675

Internet ha entrado en el mundo de la educación como una especie de Godzilla, que amenaza con arrasarlo todo. Para algunos, Internet (y todo lo que conlleva) se concibe como una especie de monstruo mutante que amenaza con acabar con todo lo establecido y que les pone en grave peligro.

Ante el miedo que les provoca, muchos son los que pretenden seguir enseñando como siempre, como si nada hubiera cambiado. Pero estas son personas que viven en un mundo que no comprenden. No podemos seguir educando a nuestros niños y jóvenes como lo hacíamos 50 años atrás. El mundo ha cambiado, por tanto, la educación también debe cambiar.
Durante mucho tiempo hemos llamado educación informal a todo aquello que enseña contenidos, valores, hábitos y destrezas fuera de las instituciones creadas para ello. Actualmente creo que deberíamos empezar a denominarla educación salvaje, ya que la información es tanta y se puede acceder a ella con tanta facilidad que es casi imposible dominarla ni controlarla, lo que puede provocar una sensación de estar sumidos en el caos.

Una de las características más significativas de Internet es que es libre e incontrolable. La red se puede vigilar pero no se puede controlar. Por eso, la incorporación de Internet en la escuela convierte al docente en una especie de jardinero, que debe procurar a sus alumnos las mejores condiciones para que estos se desarrollen, procurando en todo momento regar los conocimientos que deben adquirir y dotándolos de las herramientas necesarias para discernir entre las informaciones válidas y aquellas que no lo son. Así cada alumno y cada alumna llegará a ser un hermoso y único jardín.

Aunque con la aparición de la radio y de la televisión pareció que se iba a producir un cambio radical, se puede afirmar que nunca antes la educación formal, la institución escolar en concreto, ha tenido que enfrentarse con algo que tuviera un impacto tan grande en sus fundamentos y en su estructura. Luchar contra todo lo que conlleva la aparición de Internet es inútil, supone un gasto de energía baldío. Hay que aceptar el nuevo escenario y asimilarlo como algo habitual en nuestras vidas para sacar provecho de lo que nos aporta y aprovechar sus ventajas.

Internet ya está presente en casi todas las cosas (automóviles, televisores, teléfonos, neveras...) y forma parte de la vida cotidiana de los niños y jóvenes a través de 
redes sociales, chats, juegos... Por ello, nuestros alumnos asisten atónitos a que una parte tan importante de su identidad como personas quede fuera de la institución escolar y no entienden a una institución a la que perciben como anacrónica y, tristemente, en ocasiones inútil. Como consecuencia de esto, quedan a merced de esa "escuela salvaje" que les aporta una inmensa cantidad de información no siempre válida ni adecuada sin disponer de las herramientas que les permitan validar o refutar la información que reciben. Y eso es algo que como educadores no podemos permitir que suceda.

Información de El Blog de Salvaroj

12 de abril de 2016

PROBLEMÁTICA DE LOS DEBERES (en Madrid, por ejemplo)

Voy a intentar resumir cuál es la situación 

a la que nos enfrentamos los padres a este respecto. 

Lo que los padres debemos saber es:
  1. La LEY GENERAL DE EDUCACIÓN (LOMCE), no dice nada sobre los deberes
    (al igual que no dice nada sobre los exámenes o los libros de texto).
    No especifica, por tanto, cómo deben los profesores impartir sus asignaturas,
    ni qué herramientas específicas deben usar para hacerlo y evaluar los conocimientos
    adquiridos por los alumnos. Por tanto, el hecho de mandar deberes o no depende
    de cada profesor en particular y de la política de cada centro escolar en concreto.
  2. Sin embargo, el DECRETO 15/2007, de 19 de abril, por el que se establece
    el marco regulador de la convivencia en los centros docentes de la Comunidad
    de Madrid, en su Art. 3. Las Normas de Convivencia. Punto 4, apartado f
    ,
    establece que en caso de mandarse deberes, su realización por parte
    del alumnado tiene carácter obligatorio
     y, por tanto, el hecho de no realizarlos
    puede ser considerado una falta y por tanto ser sancionada. Este decreto
    desarrolla de forma exhaustiva las faltas, sanciones y procedimientos
    sancionadores. Al leerlo da la sensación de estar delante del Reglamento
    Interno de una cárcel, en lugar de estar refiriéndose a las normas de convivencia
    de un Centro Educativo donde conviven adultos y niños, libres y responsables.
  3. Cabe destacar que en ningún lugar de dicha ley autonómica, ni de la ley general
    se establece que se pueda o deba bajar la nota de los alumnos por no hacer
     los deberes
    . Ninguna de las sanciones por faltas de ningún tipo
    hacen referencia a penalizar a los alumnos en sus calificaciones.
    De nuevo, esta manera de actuar es algo que se hace en los centros
    de forma tradicional y protocolaria sin estar respaldados por ninguna ley educativa.
    De hecho, la ley actual (LOMCE) en su Artículo 5. Las competencias clave
    en el currículo. Apartado 5 sobre los criterios de evaluación
    ,
    especifica que solamente pueden calificarse pruebas "observables,
    medibles y evaluables", requisitos que los deberes domésticos jamás
    podrán cumplir, puesto que ocurren fuera de la vista del profesorado,

    de manera que según la ley actual, los deberes de mandarse, en la Comunidad de Madrid
    los alumnos estarían obligados a realizarlos pero no podrán contar
    para la nota, ni positiva ni negativamente.
  4. Por otro lado, la LOMCE establece textualmente en su artículo 121.5
    que «los centros promoverán compromisos educativos entre las familias
    o tutores legales y el propio centro en los que se consignen las actividades
    que padres, profesores y alumnos se comprometen a desarrollar para mejorar
    el rendimiento académico del alumnado»
    . De manera que, los padres a través
    de las Asociaciones de Padres y Madres, “supuestamente” podríamos influir
    en las políticas de centro, promoviendo a través del Consejo Escolar
    cambios en los Reglamentos Internos con el fin de, entre otras cosas,
    erradicar los deberes.
  5. Y aquí llegamos a la trampa. Si bien la LOMCE puede parecer liberal al no legislar
    demasiado y dejar libertad de decisión a los profesores a la hora de ejercer
    su profesión, no ocurre lo mismo con la capacidad participativa de los demás
    integrantes de la Comunidad Educativa, esto es, padres y alumnos.
    Con sus artículos sobre la Participación en el Funcionamiento del Centro
    y las Competencias del Consejo Escolar, la ley ha otorgado toda la capacidad
    de gobierno a la Junta Directiva, dejando a los padres sin la posibilidad
    de aprobar o rechazar las políticas del centro
    . Los padres podemos evaluar
    y proponer pero nuestro voto no cuenta, se hará siempre lo que
    crea oportuno la dirección, aunque el resto de la comunidad educativa
    no estemos de acuerdo.
De manera que si los profesores del colegio de tus hijos, son de la “vieja escuela”
y fans acérrimos de los deberes, hoy por hoy, los padres no tenemos herramientas
para librar a nuestros hijos de ellos.
 Sólo nos queda quejarnos, cambiarlos a otro centro,
declararnos directamente insumisos y no hacerlos, o bien meternos, si es que podemos,
en denuncias complicadas y costosas para demostrar el derecho de nuestros hijos a hacer
lo que les dé la gana con su tiempo fuera del horario escolar.

Esto es lo que nos ha pasado a nosotros en nuestro colegio. A través del AMPA
hicimos llegar una propuesta al Consejo Escolar para incluir en el Reglamento
de Régimen Interno una serie de directrices generales sobre los deberes.
Queríamos evitar tener que estar a merced de la inclinación personal del profesor
de turno hacía este tema cada curso. Redactamos un documento muy completo
en el que analizábamos el tema desde diversas perspectivas: educativa, social, legal,
de derechos humanos, etc. Era una propuesta bastante “light”, que no pretendía
erradicarlos todos de golpe, si no racionalizarlos y hacerlos más llevaderos.
Sin embargo, la propuesta no tuvo éxito y fue rechazada.
La respuesta que dieron los profesores fue la siguiente:

  • Que consideraban que los deberes eran necesarios.
  • Que hay que crear hábitos de estudio.
  • Que en determinadas asignaturas los deberes son trabajos,
    resúmenes, esquemas...siempre útiles.
  • Que incluso consideran útil los ejercicios repetitivos.

Lo único que conseguimos es que se comprometieran a mandar menos cantidad
y a coordinarse para que en un mismo día no coincidan deberes de 3 o 4 asignaturas.

En el fondo todos los padres intuíamos que nos iban a mandar a paseo
pero aún así sentíamos que era nuestro deber intentarlo No consideramos
que nuestra iniciativa haya sido un fracaso total porque por lo menos
se ha empezado a hablar del tema. Los profesores ahora conocen nuestra
opinión al respecto, se han visto obligados a considerar otros puntos de vista,
les hemos obligando a reflexionar sobre algo que daban por supuesto
como algo intocable e incuestionable
.

Esta experiencia ha hecho que me reafirme en mi creencia de lo importante
que es hacer “pedagogía” sobre el tema de los deberes
. Porque salvo
que se promulgue de una vez por todas una ley que nos respalde, que sea
clara e inmutable, es decir que no dependa de quien esté en cada momento
en el gobierno y que sea conocida por todos los docentes, los deberes
no van a desaparecer, fundamentalmente porque los profesores
los siguen considerando imprescindibles y muchos padres
les dan la razón demandándolos para sus hijos.

Publicado originalmente en el blog 'De profesión, mami': 
http://deprofesionmami.blogspot.com.es/2016/01/problematica-deberes-escolares-madrid.html

5 de abril de 2016

Entrevista a Jesús Salido, Presidente de CEAPA

Entrevista a Jesús Salido, Presidente de CEAPA
http://padresymadres.org/entrevista-a-jesus-salido-presidente-de-ceapa/

Foto Jesus Salido 1

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA) es una entidad social, no confesional, progresista e independiente, que trabaja por una escuela pública de calidad, lograr el éxito escolar de todo el alumnado, democratizar la enseñanza y mejorar las condiciones de la infancia. Es la mayor confederación de AMPAS de todo el Estado, pues agrupa a cerca de 12.000 asociaciones de padres y madres de alumnos de la enseñanza no universitaria. Por ello, es el interlocutor principal de los padres y madres ante el Ministerio de Educación en sus negociaciones sobre las acciones y políticas a impulsar en el sistema educativo.
Sus objetivos generales son:
  • La escolarización gratuita de 0 a 18 años dentro de la red pública, incluyendo las actividades complementarias y extraescolares, los libros y demás materiales, así como los servicios de comedor y transporte.
  • Una escuela democrática y participativa, con la intervención en su gestión de madres, padres y alumnado mediante sus asociaciones.
  • El éxito escolar de todos los niños y niñas, mediante una educación que atienda a la diversidad y garantice la igualdad de oportunidades.
  • Una educación humanista y científica, orientada al pleno desarrollo de la personalidad y al fomento de hábitos intelectuales y de trabajo, y del espíritu crítico.
  • Una escuela moderna, orientada a la adquisición de competencias básicas por parte del alumnado y que utilice las tecnologías de la información y la comunicación en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Una escuela que forme en el respeto a los derechos y libertades fundamentales, en los valores de la paz y la solidaridad, y en el ejercicio de la tolerancia y la libertad.
  • Una escuela laica, donde el adoctrinamiento esté totalmente desterrado.
  • Una educación obligatoria que capacite para el ejercicio de una profesión o para la continuación de estudios superiores, dentro de una concepción amplia de “formación a lo largo de toda la vida”, así como para el disfrute del ocio.
Por ello, CEAPA apuesta por un nuevo modelo educativo basado en estos objetivos. Para conocer más sobre el posicionamiento de CEAPA, entrevistamos a su presidente, Jesús Salido Navarro.
  • ¿Qué le parece el actual sistema educativo?
En estos momentos tenemos un serio desfase respecto a los objetivos que se marca nuestro sistema educativo, la sociedad en la que vivimos y las necesidades e inquietudes que presenta el alumnado y las familias del siglo XXI debido a la implantación de la LOMCE. Desde el año 2009, sufrimos un retroceso presupuestario y de ámbito curricular por la implantación de la carga ideológica de la LOMCE,: la Formación Profesional Básica para relegar al alumnado que no supera cursos académicos sin tener en cuenta las causas, las reválidas estandarizadas, para realizar rankings, o por las asignaturas como plástica, música o educación física, que han quedado en un segundo plano, como por las que ha impuesto como la religión evaluable o ha potenciado como cultura financiera, o emprendimiento.
  • ¿Cuáles crees que son los principales problemas actuales de la enseñanza pública?
La educación pública se enfrenta a una fase de cuestionamiento por determinadas corrientes políticas sobre su necesidad de financiación pública respecto a la red privada, lanzando contínuos mensajes más o menos explícitos en los que se cuestiona la libertad y el adoctrinamiento derivado de la mayor financiación de los centros públicos respecto de los privados-concertados e, incluso, los privados.
  • ¿Cuáles son los puntos fuertes?
La red pública llega a todos los rincones de la geografía, garantiza la profesionalidad, autonomía, y ausencia de adoctrinamiento de sus docentes que acceden a su puesto tras superar una oposición. La red pública es gratuita porque está financiada con los impuestos y, por lo tanto, es un servicio público que no supone coste alguno a la hora de acceder a una plaza dentro de las etapas obligatorias, garantiza la igualdad de oportunidades y es un medio de progresión social.
  • ¿Y los aspectos a mejorar?
El propio sistema educativo no puede ser generador de desigualdades que se suplen según la capacidad económica, disponibilidad horaria, nivel de formación, capacidad pedagógica, y de recursos en general de las familias que dependen del lugar de residencia, el centro en el que se realiza la escolarización, el tipo de jornada lectiva, la cantidad de trabajo obligatorio y evaluable que se manda fuera del horario lectivo y fuera del centro escolar, el copago mediante aportaciones para “material escolar”, etc. Sin olvidar que un principio fundamental recogido en nuestra Constitución, como es la gratuidad en las etapas obligatorias, no es real ya que, por un lado, se obliga a las familias a adquirir los materiales que los docentes entienden necesarios para impartir su asignatura, suponiendo importantes desembolsos y, por otro, se establecen sanciones al alumnado que no aporta ese material en el aula. Además, en el medio rural no se atienden todas las necesidades del alumnado para asistir a clase según el lugar de residencia, ya que se cierran colegios en muchos pueblos.
  • ¿Qué mejoras propondrías para abordarlos?
La Administración Pública tiene la obligación de garantizar el acceso a la educación en centros públicos en las etapas obligatorias, en igualdad de condiciones y, sin embargo, aprueba normativas, para vulnerar de forma “legal” este derecho de la población eludiendo su responsabilidad para con la ciudadanía. La labor que realizan las AMPAS mediante la difusión de información a las familias para que exijan sus derechos y las de sus hijos e hijas es un factor fundamental que consigue que se destinen los recursos necesarios y que, con demasiada frecuencia, la Administración niega o dilata en el tiempo.
  • ¿Cuáles han sido los principales avances y logros en la educación en las últimas décadas?
El principal logro de la educación en las últimas décadas ha sido la apuesta por la red pública para llegar a todos los rincones de la geografía, para conseguir la escolarización universal y gratuita en las etapas obligatorias, con independencia del lugar de residencia, además de conseguir una importante mejora de la convivencia social, mediante la formación en Derechos Humanos y libertades fundamentales. De esta forma, se ha desarrollado una sociedad más justa, tolerante y abierta.
“El principal logro de la educación en las últimas décadas ha sido la apuesta por la red pública para llegar a todos los rincones de la geografía, para conseguir la escolarización universal y gratuita en las etapas obligatorias, con independencia del lugar de residencia, además de conseguir una importante mejora de la convivencia social, mediante la formación en Derechos Humanos y libertades fundamentales. De esta forma, se ha desarrollado una sociedad más justa, tolerante y abierta.”.
  • ¿Cómo han afectado los últimos recortes en la escuela pública?
Sobre todo han afectado a la gratuidad en las etapas obligatorias, atentando directamente al principio de igualdad de oportunidades ya que las familias con menos recursos económicos no han tenido acceso a las becas y ayudas necesarias para adquirir los materiales exigidos por los centros y disponer de ellos durante el curso. En el medio rural además de la reducción de ayudas para libros y comedor, se han suprimido rutas de transporte que garantizaban la escolarización y asistencia cuando esta se realiza en un municipio distinto. También a las ayudas de comedor, que han sufrido el mayor de los recortes junto con el endurecimiento de los requisitos para optar a ellas, suponiendo un auténtico problema de malnutrición infantil ya que la situación económica de un importante número de familias no garantizaba una comida equilibrada diaria y el comedor escolar cumplía esa función.
Foto Jesus Salido 2También han afectado a las ratio, masificando las aulas con la consiguiente pérdida en la calidad de la educación. El decreto de medidas urgentes, ha impedido que se cubran las bajas del profesorado en un tiempo adecuado, las jubilaciones, cuando se han cubierto, se ha hecho con profesorado interino, la atención a la diversidad ha desaparecido en muchos casos y en otros se ha rebajado al no contratar al personal necesario,…
  • ¿Considera necesario una reforma del actual modelo educativo? ¿Por qué?
El sistema educativo debe evolucionar, avanzar y progresar. Íbamos en esa línea, aunque despacio, y llegó la implantación de la LOMCE, que ha supuesto un importante retroceso en nuestro sistema educativo. Evidentemente urge su derogación para avanzar y progresar definiendo un sistema que se adapte a la sociedad actual y a las necesidades e inquietudes del alumnado.
“El sistema educativo debe evolucionar, avanzar y progresar. Íbamos en esa línea, aunque despacio, y llegó la implantación de la LOMCE, que ha supuesto un importante retroceso en nuestro sistema educativo. Evidentemente urge su derogación para avanzar y progresar definiendo un sistema que se adapte a la sociedad actual y a las necesidades e inquietudes del alumnado.”.
  • ¿Qué principios defiende CEAPA para un nuevo modelo educativo?
Un modelo que garantice la gratuidad real de la educación en las etapas obligatorias sin becas que legalicen el copago de los materiales y recursos necesarios para garantizar la igualdad de oportunidades, ya que es responsabilidad de la Administración destinar el presupuesto necesario para garantizar el principio de gratuidad sin tener que competir mediante las convocatorias de ayudas para conseguir un derecho. El nuevo modelo debe garantizar la universalización del acceso a la educación durante toda la vida, debe comprender que el alumnado es el centro del sistema educativo buscando una formación integral, respetuoso con los Derechos del Niño, garantizando en todo momento su integridad física y emocional, trabajando la convivencia en positivo desde el primer día de su escolarización, un sistema democrático dentro de los centros educativos en los que no tiene cabida la Ley de Autoridad del Profesorado, con un currículo en todos los aspectos enfocado a configurar una sociedad abierta, respetuosa y participativaUn modelo en el que las clases sean motivadoras, el profesorado tenga la formación adecuada para atender y comprender al alumnado. Un modelo en el que se formen ciudadanos críticos, que sepan convivir, tengan empatía y sean felices.
  • ¿Qué necesitaría una ley orgánica de educación? ¿Qué aspectos principales consideras que habría de recoger?
Garantizar la escolarización universal y gratuita a lo largo de la vida en los centros públicos y una educación en derechos y libertades fundamentales basada en los Derechos del Niño mediante una red de centros públicos que garantice la equidad y la igualdad de oportunidades, no permitiendo prácticas segregadoras ni contenidos que cuestionen dichos principios con independencia de la titularidad de los centros. Destinar el presupuesto necesario para garantizar el máximo de calidad y recursos en todos los centros con independencia del lugar en que se encuentren.
  • ¿Qué medidas son importantes para conseguir el éxito escolar de todo el alumnado?
La adaptación del sistema al alumnado y no al revés como ocurre ahora, por eso la metodología es muy importante, el refuerzo positivo, las clases participativas, el aprendizaje cooperativo, la comunicación en positivo con las familias, la formación en convivencia, la participación en la elaboración conjunta de los Reglamentos de Régimen Interior por parte de toda la comunidad educativa, la formación de las AMPAs y de las familias, etc.
  • ¿Qué medidas son importantes para que la escuela sea realmente compensadora de igualdades?
El sistema educativo debe adaptarse a las necesidades del alumnado, porque el alumnado no tiene problemas o dificultades sino necesidades concretas. Todos los centros educativos deben contar con los recursos necesarios con independencia del lugar en el que se encuentran. Todo el alumnado debe disponer de todos los materiales necesarios al inicio de cada curso. La disponibilidad horaria de las familias y su capacidad económica no deben suponer un aspecto de desigualdad a la hora de garantizar la asistencia continuada a clase según el lugar de residencia.
  • ¿Qué aspectos son importantes para conseguir una escuela inclusiva?
La educación inclusiva implica que todo el alumnado de una determinada comunidad comparta el mismo aula independientemente de su origen, sus condiciones personales, sociales o culturales, incluidos aquellos que presentan cualquier necesidad de aprendizaje o discapacidad. Se trata de un enfoque que no pone requisitos de entrada ni mecanismos de selección o discriminación de ningún tipo, para hacer realmente efectivos los derechos a la educación, a la igualdad de oportunidades y a la participación. Para que una escuela sea inclusiva todo el alumnado se ha de beneficiar de una enseñanza adaptada a sus necesidades y no sólo quienes presentan necesidades educativas especiales. Para ello debe proporcionarse toda la atención necesaria dentro de un aula ordinaria para atender a cada alumno o alumna en el modo que precise. La educación inclusiva implica modificar substancialmente la estructura, funcionamiento y propuesta pedagógica de los centros para dar respuesta a las necesidades educativas de todos y cada uno de los niños y niñas, de forma que todos tengan éxito en su aprendizaje y participen en igualdad de condiciones.
“Una ley orgánica de educación ha de garantizar la escolarización universal y gratuita a lo largo de la vida en los centros públicos y una educación en derechos y libertades fundamentales basada en los Derechos del Niño mediante una red de centros públicos que garantice la equidad y la igualdad de oportunidades, no permitiendo prácticas segregadoras ni contenidos que cuestionen dichos principios con independencia de la titularidad de los centros. Destinar el presupuesto necesario para garantizar el máximo de calidad y recursos en todos los centros con independencia del lugar en que se encuentren.”.
  • ¿Cuál es la situación actual de la escuela rural?
La escuela rural tiene necesidades muy específicas que deben abordarse en su propio contexto. El acceso a la educación en el medio rural es un síntoma de progreso y no deben reducirse los recursos ya que cualquier medida de recorte multiplica las repercusiones negativas. El transporte escolar en este medio garantiza la equidad y la igualdad de oportunidades de acceso a la educación en todas las etapas, y este derecho debe mantenerse para asistir a las pruebas extraordinarias y extenderse a las etapas no obligatorias. De lo contrario, el acceso del alumnado a los centros educativos, que en la mayoría de las ocasiones se encuentran a kilómetros de distancia sin opción de usar transporte público, queda supeditado a la disponibilidad horaria de las familias y a sus recursos económicos. Este alumnado tiene mayores dificultades para acceder a programas de refuerzo, apoyo, o actividades extraescolares en los centros con horario continuo debido a que el transporte escolar no está coordinado con estos programas y en los IES no hay servicio de comedor, por lo que tienen dificultades para volver al centro por sus propios medios por las tardes, lo que genera problemas académicos, y necesidades de socialización en los pueblos más pequeños.
Foto Jesus Salido 3
  • ¿Qué medidas son necesarias tomar?
Apostar por el mantenimiento de los colegios ya que un pueblo sin colegio tiene una muerte anunciada. Construcción de IES. Garantizar el transporte escolar por parte de la Administración más allá de las etapas obligatorias, incluidas las pruebas extraordinarias, asignando el derecho directamente y dejando atrás el sistema de becas a las familias ya que se ha demostrado que esta práctica genera desigualdad al trasladar la responsabilidad a las familias según su disponibilidad horaria, laboral y sus recursos económicos.
  • ¿Cómo es y cómo debería ser la participación de las familias en el centro escolar?
Actualmente la LOMCE ha suprimido cualquier tipo de participación de las familias en la vida de los centros, incluso para las personas que ejercen la representación en el Consejo Escolar del centro, ya que ha pasado a ser un órgano meramente consultivo.
Existe una confusión sobre el término participación de las familias ya que, incluso antes de la implantación de la LOMCE, a las familias, a las AMPAs y a los representantes en los consejos escolares se les propone colaborar tras la aprobación en otros órganos de las actividades a desarrollar. Sin embargo, las familias tenemos derecho a participar proponiendo actividades antes de que éstas sean aprobadas en otros órganos del centro. Aquí juega un papel importante la formación de las AMPAs y de las personas que forman parte de los consejos escolares.
  • ¿Qué papel ha de tener la religión en el sistema educativo?
La educación debe ser laica, es decir, libre de todo tipo de doctrina religiosa.
Las creencias religiosas forman parte del ámbito privado de las personas por lo que la religión como asignatura de oferta obligatoria y no tiene cabida en el sistema educativo de un estado aconfesional. No debemos olvidar que las distintas religiones que se dan en el ámbito educativo cuestionan los derechos de personas según su orientación sexual y el papel de la mujer en la sociedad, cuestionando datos científicos y generando confusión en el alumnado que recibe mensajes contradictorios respecto al origen del universo o de la vida. La presencia de la oferta de religión confesional vulnera principios constitucionales ya que nadie debe cumplimentar en un documento público de escolarización sus creencias religiosas y genera prácticas segregadoras al separar al alumnado por sus creencias. El derecho a recibir la educación conforme a las creencias de sus padres está garantizada en las iglesias, templos, sinagogas, etc.
  • ¿Cuál es su opinión sobre los deberes?
Los deberes obligatorios con consecuencias negativas o sanciones en caso de no realizarse son una evidencia de la necesidad de progreso y evolución de las metodologías que se utilizan en las aulas para transmitir conocimientos.
Tienen un efecto negativo en el alumnado ya que acaba con su motivación por aprender, al tratar de repetir lo que ha dado en clase con el único propósito de memorizar conceptos para superar un examen. Condiciona el tiempo libre de ocio y juego de niños y niñas, extendiendo la actividad escolar a la vida privada, vulnerando derechos reconocidos en la Convención de los Derechos del Niño. Condiciona la relación familiar y la gestión del ocio familiar que queda relegada a un segundo plano por las consecuencias negativas que supone su no realización.
Genera desigualdades, ya que un niño o niña los ejecute mejor o peor depende del nivel socioeconómico y cultural de su familia y de su entorno. Mientras unos padres y madres intentan ayudar a sus hijos e hijas, otros recurren a clases particulares o academias y otros muchos no tienen ni el nivel educativo ni el dinero para poder pagar esos apoyos.
Sin olvidar que en el medio rural no hay posibilidad de contratar estos servicios por lo que supone un factor más de desigualdad.
Nos encontramos con alumnado que a causa de la presión que le supone la realización de los deberes, las consecuencias de no realizarlos o la simple exposición pública de los motivos por los que no los ha realizado presenta síntomas de ansiedad, depresión, insomnio, negativa a asistir a clase…etc., síntomas que se asocian a los casos de acoso escolar, cuando en realidad está sufriendo un acoso institucional.
No existe un soporte legal que sustente esta práctica y es difícil explicar cómo se evalúa un trabajo que se ha realizado fuera del centro y que además puede suponer el suspenso de una asignatura.
Los deberes obligatorios deben desaparecer porque no aportan nada positivo.
  • ¿Cuál es su opinión sobre las pruebas de evaluación externas?
La evaluación es positiva y necesaria cuando su finalidad es analizar múltiples factores que intervienen en el sistema educativo, como la jornada, los ritmos, los descansos, la metodología… enfocada para mejorar y avanzar. Sin embargo, las evaluaciones externas que se plantean en la actualidad tienen como finalidad crear una competición entre centros a través de la creación de un ranking basado en un torticero discurso amparado en la “libertad de las familias para elegir centro educativo”, apostando por la zona única de escolarización, en lugar de dotar a todos los barrios de centros públicos que garanticen la escolarización con criterio de proximidad de residencia. Los resultados de estas pruebas poco tienen que ver con las necesidades del alumnado ni con la evaluación del profesorado, ya que se consigue que los centros dediquen tiempo a la superación de estas pruebas en lugar de dar contenidos educativos, generando una competitividad insana entre centros.
  • ¿Qué aspectos se debería tener en cuenta para mejorar la convivencia en los centros educativos?
La convivencia es un factor importante dentro del sistema educativo por lo que debe trabajarse de forma transversal desde el primer día de escolarización, incorporando contenidos adecuados a las distintas etapas educativas. La formación en habilidades para resolver de forma pacífica y dialogada los conflictos y la prevención es la mejor herramienta para evitar y abordar las situaciones que se producen por falta de recursos que día a día se presentan en los centros, ya que la convivencia humana genera conflictos y el sistema educativo no puede centrarse únicamente en contenidos curriculares dejando de lado las relaciones humanas.
“La convivencia es un factor importante dentro del sistema educativo por lo que debe trabajarse de forma transversal desde el primer día de escolarización, incorporando contenidos adecuados a las distintas etapas educativas. La formación en habilidades para resolver de forma pacífica y dialogada los conflictos y la prevención es la mejor herramienta para evitar y abordar las situaciones que se producen por falta de recursos que día a día se presentan en los centros.”.
Una forma de mejorar la convivencia en los centros educativos es trabajarla en positivo, evitando las expulsiones y medidas punitivas apostando por las medidas educativas e implicando al alumnado y las familias en la redacción de los RRI, ya que se ha demostrado que esta práctica supone una importante mejora en el ambiente de los centros y de los resultados académicos.
  • ¿Cuáles son las claves para abordar el acoso escolar?
La principal clave es que la convivencia tenga un papel importante a trabajar en los centros educativos desde el primer día de escolarización y durante todas las etapas educativas incluidas las no obligatorias. El acoso escolar es la máxima expresión de la normalización de conductas negativas por parte del alumnado, de las familias y del profesorado. El acoso escolar debe tratarse desde el momento en el que hay la mínima sospecha, aunque no esté confirmado, y debe hacerse desde la confianza y el tratamiento en empatía, respeto, tolerancia y gestión de las emociones.
  • ¿Qué opina sobre la ley de autoridad del profesorado?
La Ley de Autoridad del Profesorado no aporta nada positivo a la mejora de la convivencia en los centros educativos. La presunción de veracidad que otorga esta ley al sector docente deja en desventaja a los demás miembros de la comunidad educativa por lo que rompe con el ámbito democrático que debe primar en el sistema educativo, atenta contra los derechos de los menores que quedan cuestionados en sus opiniones, y el único avance que supone es que se agilizan las expulsiones y medidas punitivas hacia el alumnado y las familias. Debe derogarse al tiempo que se deroga la LOMCE ya que no tiene cabida en un modelo educativo democrático y participativo.
  • ¿Qué opina acerca de la compra de los libros de texto por partes de las familias?
La educación en su etapa obligatoria es gratuita pero la compra de libros de texto y material escolar por parte de las familias, y la convocatoria de becas para ese fin supone un copago que no debe admitirse ya que genera desigualdades dependiendo de la capacidad económica de las familias. Es un factor que influye de forma determinante en las estadísticas y no es casualidad que el alumnado que abandona o no supera las etapas pertenezca a niveles socioeconómicos más bajos.
  • ¿Y sobre la evolución de la situación en los comedores escolares?
En realidad nos encontramos en un momento de involución, ya que el comedor debe entenderse como un servicio educativo, y, sin embargo, hemos retrocedido hasta llevarlo a un servicio social de atención de necesidades básicas del alumnado. El retroceso también se ha producido en lo que respecta a la calidad del servicio tanto en lo educativo como en el aspecto alimentario, en el cierre de un buen número de ellos debido a la jornada continua, en el modelo de gestión por empresas de catering, etc. Además, la prevalencia del menor coste en las bases de los concursos de adjudicación del servicio junto con la pérdida de cocinas en los centros ha supuesto que en estos momentos se encuentre en el punto más bajo en cuanto a valoración a nivel general.
  • Respecto a los tiempos escolares y de conciliación, ¿cuál es su opinión?
La conciliación no debe marcar el debate sobre los tiempos escolares ya que el sistema educativo debe primar el abordaje de todas las necesidades del alumnado, con independencia de los horarios laborales de los adultos.
  • ¿Y acerca del debate sobre la jornada escolar (continua o partida)?
Los tiempos escolares son un tema demasiado importante como para limitarlo a elegir entre jornada partida o contínua. El debate en este tema no existe, hay un discurso basado en la libertad de elección y la autonomía de los centros que conlleva a enfrentamientos innecesarios ya que se utilizan argumentos que no justifican el cambio de jornada, en lugar de buscar el mejor horario y ritmos adecuados para el alumnado. Resulta paradójico que los centros pierdan la actividad por la tarde y el alumnado tenga que asistir a academias y clases particulares, para realizar los deberes o los contenidos que no ha dado tiempo a dar en clase cuando el horario lectivo del profesorado no supone el total de su horario laboral. Los defensores únicamente ven beneficios personales y no abordan las necesidades globales, ya que se traslada que las familias que quieran pueden recoger a sus hijos e hijas, incluso antes de comer, porque la labor de la escuela ha terminado, tratando al alumnado como un receptor al que se le pueden transmitir los contenidos de forma continuada sin necesidad de reflexión ni debate.
  • ¿Qué opina acerca de las becas (son necesarias, suficientes o no deberían de existir)?
La educación en las etapas obligatorias es gratuita, el alumnado que se encuentra en esas etapas no debe explicar la situación económica en la que se encuentra para recibir una ayuda económica que no cubre el total del coste de los servicios de comedor o libros y material. Las becas en etapas obligatorias suponen aceptar un copago según los criterios que cada consejería de educación decide aplicar cada curso y se ha demostrado que generan desigualdades dentro del sistema educativo, ya que depende de la capacidad económica de las familias la cobertura de necesidades básicas, como es una comida diaria, o tener todos los libros y material escolar necesario a principio de curso, a mitad o no poder tenerlos en todo el curso.
Foto Jesus Salido 4 
  • ¿Cuáles son las principales preocupaciones de las familias sobre el actual sistema educativo?
La carga de deberes obligatorios que se envían para casa y la responsabilidad que nos trasladan al saber que pueden suspender la asignatura si no los realizan, el coste de los materiales y libros de texto que nos obligan a comprar año tras año de forma injustificada, la convivencia y las habilidades en relaciones sociales, los horarios de las tutorías que nos dificultan la asistencia y la comunicación positiva con el profesorado, las facilidades para participar en los consejos escolares, etc.

  • ¿Cuál es la labor de CEAPA?
CEAPA tiene como finalidad ser órgano de relación y coordinación entre las federaciones y confederaciones que la integran, al objeto de potenciar sus respectivas posibilidades de actuación, así como facilitar la labor de las asociaciones de padres y madres del alumnado.
Su labor se centra sobre todo en la formación de las personas que conforman el movimiento asociativo de madres y padres a través de las federaciones y las AMPAs.
Participa en todos los foros de ámbito social y educativo, con el fin de analizar la influencia que supone la aplicación de las normativas en cuanto a la calidad de la educación, la equidad y la igualdad de oportunidades, con el fin de trasladar las necesidades de las familias y del alumnado ejerciendo de interlocutor principal del movimiento de madres y padres ante el Ministerio de Educación en sus negociaciones sobre las acciones y políticas destinadas a impulsar y mejorar el sistema educativo.
“CEAPA ha tenido y tiene un papel fundamental en el progreso de la educación de nuestro país, la defensa de la escuela pública, la necesidad de trabajar la formación de las AMPAs y las familias para participar en la vida de los centros con una visión global y positiva, con criterio y conocimiento de sus derechos.”.
  • ¿Considera que CEAPA ha tenido un papel importante en la educación de este país desde su creación?
CEAPA ha tenido y tiene un papel fundamental en el progreso de la educación de nuestro país, la defensa de la escuela pública, la necesidad de trabajar la formación de las AMPAs y las familias para participar en la vida de los centros con una visión global y positiva, con criterio y conocimiento de sus derechos. Todo ello supone un trabajo importante y contínuo que CEAPA realiza a través de sus federaciones y confederaciones.
  • ¿Quiere añadir algo más?
Es imprescindible cambiar el lenguaje que se utiliza en el ámbito educativo, no podemos utilizar términos como fracaso escolar, alumnado problemático, problemas de aprendizaje, dificultades de aprendizaje, etc.
Esos mensajes van calando en los menores y supone la aceptación de una condición que no es real, ya que el fracaso escolar no es del alumnado sino del sistema que no es capaz de adaptarse a sus necesidades por su rigidez. El alumnado no tiene problemas ni dificultades de aprendizaje, es el sistema y sus metodologías el que hace que quien no se encuentre en esos parámetros no consiga progresar por lo que los problemas y dificultades se generan dentro del sistema educativo pero las consecuencias las sufren los menores, por ejemplo, cuando reciben diariamente todo tipo de mensajes mediante los deberes que se mandan como un castigo por no haber terminado el trabajo en clase (trasladando la culpa al alumnado), a través de un ambiente de desconfianza hacia él cuando deben repetir lo dado en clase aunque tenga aprendidos los conceptos perfectamente o cuando debe superar exámenes puntuales memorísticos que determinarán su progreso y recorrido educativo. El sistema educativo desconfía del alumnado y le pone todo tipo de barreras y pruebas a superar para determinar si merece seguir o debe repetir o ser catalogado de diversas formas mediante terminología de corte negativo.